Colectivos de ciclistas de Saltillo hacen homenaje a compañero que falleció tras caída de bicicleta

Coahuila
/ 6 diciembre 2021

Esta vez no se trató de un accidente como los que comúnmente suelen suceder donde el protagonista es el automovilista

Andar en bicicleta es más que un deporte, pasatiempo, transporte o activismo, es una visión del mundo: un paseo por la dimensión humana de la ciudad que compartimos y un vínculo con el mundo y sus habitantes. Hay quienes llaman ciclofamilia a esta coincidencia de rodar juntos.

Por eso cuando el señor José Carlos Gaona Domínguez, “El Romano”, de 68 años, cayó de su bicicleta para trasladarse a la otra vida, varios colectivos ciclistas de Saltillo se unieron para recordarlo y rendirle un homenaje por las calles de Saltillo con un paseo en bicicleta, visitando a su familia, mostrando sus respetos y cariño.

Grupos como Ciclismo Urbano, Bike Crew, Amazonas, Lentos, se juntaron la noche del martes 16 de noviembre, pues “El Romano” había fallecido esa madrugada en el hospital luego de haber sufrido una caída de su bicicleta la noche del lunes. Dicen que su salud se había complicado, se desvaneció y sufrió un infarto en el hospital, del cual ya no se pudo recuperar.

Esta vez no se trató de un accidente como los que comúnmente suelen suceder donde el protagonista es el automovilista.

Cuando alrededor de 60 ciclistas, algunos con flores, llegaron a la casa de “El Romano”, su hija comentó que para su papá su vida era la bicicleta y que en realidad no se había ido, “aquí anda”, dijo iluminada por las luces intermitentes de las bicis, con algunos ramos de flores en las manos, mientras la ciclofamilia de su padre la abrazaba.

La noche fresca de otoño parecía un poco más cálida con cada pedaleo por el Centro Histórico de Saltillo, aunque los peatones no conocían el motivo de la rodada, algunos niños y adultos alentaban a los ciclistas. No era el mismo grito, pero había un significado compartido: “¿ya traen listos sus arcos y sus flechas, romanos?, ¡al ataque, romanos!”, como entonaba el señor José Carlos Gaona que participaba con los grupos ciclistas.

Y es que hay pocas cosas como subirte a la bicicleta: de pronto, por un momento fugaz e irrepetible, este mundo cruel se convierte en un lugar habitable.

Colectivos se unieron para despedir al “Romano”, un ciclista de 68 años que falleció luego de una caída en bici
COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie