A ‘escondidas’ se vende el IMARC en Saltillo; dudan de la venta acordada por Pastor López Atilano

Saltillo
/ 8 julio 2021

En primera instancia, el presidente del Consejo negó venta a Municipio; los consejeros ven ‘gato encerrado’ en esta transacción. La dirigencia de la institución ya gastó 15 mdp; se desconoce destino

Sin consultarlo con consejeros o ex consejeros y sin un destino claro del dinero obtenido, la venta que Pastor López Atilano, presidente del Consejo del IMARC, hizo del inmueble ha generado severas dudas en la comunidad saltillense.

A un costo de 25 millones de pesos, la Dirección de Pensiones del Municipio de Saltillo adquirió el edificio; fuentes municipales informaron que se realizó un avalúo que colocó al inmueble en 28 millones de pesos.

Como se sabe, actualmente, el municipio realiza trabajos de adecuación por un monto de 40 millones de pesos en la sede que se ubica en Presidente Cárdenas y Purcell y que servirá de oficinas administrativas, lo que posibilitará importantes ahorros en arrendamientos.

El terreno de poco más de 3 mil metros cuadrados donde luego se construyó la sede definitiva de ese instituto fue donado en los años 80’s por el Gobierno del Estado, aunque la institución había nacido desde los 60’s, fundada por don Eloy Dewey Saavedra.

DUDAS SOBRE LA ACCIÓN DE LÓPEZ ATILANO

Desde 2014, Pastor López Atilano preside el Consejo Directivo del IMARC, tras la salida de su antecesor Onésimo Flores Rodríguez, quien años después, falleció en octubre de 2018.

“Nadie de los consejeros del IMARC estaba enterado de algo así”, señaló una de las personas que sigue de cerca el caso.

VANGUARDIA contactó a varios de los consejeros y ex consejeros de la institución, quienes dijeron desconocer esta transacción.

No creo que vender el patrimonio sin decirle a nadie sea parte de su alcance como presidente de Pastor López”.

Uno de ellos afirmó que las dudas y temores empezaron cuando López Atilano primero negó la venta del inmueble, asegurando que estaba rentado, sin embargo, posteriormente, admitió la operación.

“La explicación que ha dado Pastor (López) es que la pandemia les enseñó que las clases on line es el futuro y que tienen un estudio que hizo Adriana Villarreal, que no sé quién es y que recomendaba migrar a clases online y que le iban a apostar a esto”, recalcó otro de los entrevistados.

Dijo que López Atilano sostiene que como presidente tiene un poder de actos de dominio y que la operación fue autorizada por quienes el ex presidente de Canirac identificó como “consejeros”: el contador Ignacio Orozco y Micaela Martínez, ex directora del IMARC, sin embargo, no hay actas de sus nombramientos como tales.

“A mí me suena a gato encerrado, primero, malvendido el terreno; segundo, vendido sin autorización de nadie, sin avisarle a nadie; y tres, del dinero, ya se gastaron 15 millones en no sé qué, quién sabe si está bien gastado”, recalcó.

“No creo que vender el patrimonio sin decirle a nadie sea parte de su alcance como presidente de Pastor López”, expresó.

VANGUARDIA intentó contactar telefónicamente a Pastor López Atilano, sin embargo, no respondió.