Comunidad escolar expulsa a familia "conflictiva" de Colegio de Saltillo

Saltillo
/ 8 febrero 2017

Dos menores fueron expulsados de International School de Saltillo por los directivos del colegio luego de que sus padres denunciaron que uno de sus hijos había sido agredido por otro alumno. Lo que, a dicho de directivos y padres de familia, es una falsedad.

La supuesta agresión a un niño del Colegio International School, en Saltillo, por parte de otro alumno es una falsedad, y así lo determinaron las autoridades estatales competentes que investigaron y resolvieron la denuncia que los padres presentaron, afirmó la directiva de la escuela, que además aclaró que fue la propia comunidad escolar y no los propietarios del colegio la que pidió que se negara ya el servicio a los hijos de la pareja denunciante, al acumular varios conflictivos.

La directiva del colegio aseguró que la baja escolar del niño presuntamente agredido y su hermano se dio expresamente porque sus padres fueron señalados por la comunidad estudiantil por haber sumado varios altercados con otros padres de familia, y fue luego que la Pronnfi resolviera la investigación y se demostrara que el niño no fue agredido, pero además de acuerdo a los líneamientos de Profeco.

De acuerdo a directivos del Colegio International School, la denuncia de los padres que aseguraban que uno de sus hijos había sido objeto de ahorcamiento con la cuerda de un trompo, se investigó por parte de la Pronnif, resolviendo que no había ocurrido tal situación y se trató sólo de un rasguño.

Padres de familia manifestaron a Vanguardia que desde hace tiempo habían sido objeto de intimidación por parte de los padres que interpusieron la queja. Explicaron que aparentemente tienen una empresa de seguridad privada y frecuentemente hubo roces con los agentes de seguridad que acudían al colegio por los niños. 

Ante esto, la Dirección del Colegio International School tomó las medidas necesarias para dar de baja su contrato de servicios con esta familia, avalados en su reglamento interno y en los reglamentos de la Secretaría de Educación Pública. 

Cabe señalar que los niños de la familia que puso la denuncia, siempre mostraron un comportamiento ejemplar, el conflicto se derivó de roces de sus padres con la comunidad escolar. 

 Luis Monzón,  el padre de familia, interpuso una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) luego de que sus dos hijos menores fueron expulsados de International School por los directivos del colegio. 

Según su versión, el pasado 17 de enero, un estudiante de tercer grado de primaria intentó ahorcar a su hijo con la jareta de un yoyo dentro del salón de clases e inclusive fue sometido con un rodillazo en el estómago. 

“En ese momento el maestro ni cuenta se había dado de que a mi hijo lo estaban ahorcando, pero afortunadamente una niña (compañera de los dos menores) intentó quitar al niño violento sobre mi hijo”, narró Luis Monzón en las instalaciones del CDHEC. 

Sin embargo, la comunidad escolar de padres de familia del Colegio International School colocó una manta en la fachada del colegio en defensa de la institución.

El día de mañana el Colegio International School, abrirá sus puertas a Vanguardia para mostrar todos los documentos donde las autoridades correspondientes resuelven que no hubo tal agresión. 

$!Comunidad escolar expulsa a familia "conflictiva" de Colegio de Saltillo

“Ellos dicen que el habernos quejado fue una conducta inadecuada”, señaló el padre de familia. 

Por su parte, Manuel de Jesús González Gallardo abogado de Luis Monzón señaló que la postura del International School ha sido violatoria pues no se concedió el derecho de audiencia (para que los padres de familia de ambas partes conciliaran). 

“Consideramos que hubo una violación flagrante de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 14 Constitucional… el comportamiento de los menores y las buenas calificaciones no son motivo de expulsión; de hecho, el mismo colegio reconoce la buena conducta de los hermanitos que tienen calificaciones por encima de 9”, señaló el abogado. 

Asimismo, González Gallardo expuso que el escrito expedido por los directivos del colegio en el que dan aviso de  la expulsión de los hermanos no aclara el motivo por el que fueron dados de baja.