Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Logra sobrevivir 2 veces al cáncer... pero un ebrio se pasó un alto y lo mata

Noticias
/ 24 enero 2022

Desde los 16 años padeció cáncer, lo superó y volvió a padecerlo; sobrevivió pero un ebrio al volante le arrebató la vida a los 24

La historia de Andrés Luévano Pinedo es desgarradora, pues a sus 24 años ganó la batalla contra el cáncer en dos ocasiones... pero falleció a causa de un accidente donde un ebrio conductor se pasó un alto y chocó el Uber en que viajaba, saliendo proyectado por el parabrisas, perdiendo la vida en el lugar.

Andrés fue diagnosticado con cáncer cuando tenía 16 años de edad, después de una operación a corazón abierto lograron retirarle el resto del tumor y después de 8 meses de sesiones quedó en recesión, por fin la familia sintió que habían vencido a la enfermedad.

“Fueron tres años que estuvimos batallando con la cáncer; fue un muchacho que nos enseñó en ese momento a luchar, porque nunca se quejó; él recibió 68 quimioterapias de 6 horas cada una”, dijo Rocío Pinedo, madre de Andrés.

Sin embargo, al año y medio jugando con unos amigos Andrés se quebró el brazo al recargarse y fue cuando le detectaron otro tumor, mismo que logró también superar.

“Vamos otra vez al sufrimiento, a la misma historia, afortunadamente ya no llevó quimioterapias, él sufrió porque estuvo cerca de 2 meses quebrado de su brazo, no le podíamos hacer nada, porque en ese momento la única opción que teníamos era amputárselo, yo no quería , yo quería salvarle su brazo, porque a parte a él le encantaba dibujar, le encantaba armar legos, todo le encantaba armar, entonces pensar que no tuviera un brazo, creo que hubiera podido, pero a mí me hubiera dolido mucho que le fueran amputar un brazo. Se buscó la operación más viable y después de dos meses se encontró cura y quedó excelentemente bien; se le hizo un injerto de hueso de cadáver, salió de la operación, le hicimos los estudios y salió negativo en células cancerígenas”, expresó la madre.

Andrés logró graduarse de ingeniería arquitectónica y trabajaba; se caracterizaba por tener muchos amigos y simplemente había decidido disfrutar la vida, pero con responsabilidad.

“Me decía ‘yo no sé cuánto tiempo esté aquí y el tiempo que esté aquí quiero vivirlo, quiero disfrutarlo, quiero hacer lo que yo quiera hacer’, pero siempre fue responsable”.

Te puede interesar:

Denuncian a conductores ‘gandalla’ de Saltillo; transporte de personal casi atropella a motociclista

Sin embargo, el pasado 16 de enero un conductor en presunto estado de ebriedad se pasó la luz roja del semáforo impactando el Uber en el que Andrés regresaba a su domicilio después de haber estado en casa de uno de sus amigos.

A las 4 de la tarde, sus padres comenzaron a buscarlo en casa de sus amigos, hospitales, Cruz Roja, hasta que llegaron a la Fiscalía del estado en donde tuvieron que reconocer su cuerpo y les dieron la noticia de que Andrés había tenido un accidente.

Su familia confía en que las autoridades harán su trabajo y que la justicia tarde o temprano llegará.

“Confío en que se haga justicia, porque se cometió un error y pues fue una estupidez de un ser humano y tiene que pagar”.

El pasado jueves, en el lugar del accidente, amigos y familiares se reunieron para hacer una vigilia para iluminar su camino.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio