Exigen justicia para José Eduardo...’Lo violaron en la patrulla y después en la cárcel’

Nacional
/ 9 agosto 2021

José Eduardo, joven de 23 años de edad, fue presuntamente violado, golpeado y asesinado, tras ser detenido por policías de Mérida

La muerte de José Eduardo Ravelo, de 23 años, quien fue golpeado y violado por policías en Mérida, Yucatán, ha generado indignación entre usuarios de redes sociales y su familia, quienes exigen justicia.

Familiares y amigos de José Eduardo se reunieron en Isla, Veracruz, para sepultar los restos del joven y exigir justicia a las autoridades.

La tragedia comenzó cuando el joven fue interceptado por policías de Mérida, quienes lo detuvieron por verlo “sospechoso”.

María Ravelo, madre de José Eduardo, quien viajó de Veracruz a Mérida, dijo que nadie ayudó a su hijo, quien finalmente murió el 3 de agosto mientras era atendido en un hospital por las heridas que le ocasionaron los presuntos abusos sexuales por parte de los policías.

“Primero lo violaron en la patrulla, lo golpearon, y después lo violaron en la cárcel. Él me dijo que fueron varios policías”, dijo la madre en entrevista.

María Revelo informó que el Ministerio Público determinó que José Eduardo murió a causa del síndrome de destrucción orgánica múltiple y politraumatismo.

Este viernes 6 de agosto, la señora Revelo protestó con el féretro de su hijo frente al Palacio de Gobierno de Yucatán, donde pidió ser recibida por el gobernador. También reveló que regresará a Mérida para conocer el avance de las investigaciones y que los responsables de la muerte de su hijo sean encarcelados.

Por su parte, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, lamentó los hechos y publicó en su cuenta de twitter que los policías involucrados ya fueron detenidos.

“Lamento los hechos ocurridos en contra del joven J.E.R.E. originario de Veracruz. Les informo que los policías municipales presuntos responsables de este crimen ya fueron capturados y aplicaremos la ley hasta las últimas consecuencias”. expresó.

La marcha, que recorrió algunas calles del Centro Histórico de la capital yucateca, llegó a la Presidencia Municipal donde exigieron justicia para el joven.