Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

COVID-19: Cercanía en el aislamiento

Politicón
/ 2 abril 2020

    La propagación del coronavirus alrededor del mundo, ha provocado que nos aislemos en nuestras casas. Sin embargo, curiosamente es durante la cuarentena cuando estamos teniendo mayor comunicación con nuestros amigos, familiares y conocidos. A pesar del aislamiento, ha existido un contacto más efectivo y constante, esto gracias a todos las formas de comunicación que existen hoy en día. A mis propios ojos, creo que dentro de todo lo malo que está ocurriendo, la raza humana se ha mostrado lo mejor de esta especie, en los peores momentos.

    Videos de italianos cantando en sus balcones, Tik-toks que incluyen a toda la familia, clases y reuniones virtuales en Zoom, son sólo algunos de los ejemplos de conectividad que se están viendo por todo el mundo. ¿Aislamiento social? Sí, físicamente nos encontramos aislados, pero socialmente no estamos aislados. Jamás el mundo había estado tan conectado con lo que pasa en Europa, Asia, Estados Unidos y América Latina. A pesar de que la gran mayoría de las noticias son malas, el mundo está haciendo un frente virtual contra esta pandemia global. La población se está volviendo empática y solidaria con su prójimo: Donativos a las industrias más afectadas, doctores de países menos afectados viajando a apoyar a los más afectados, jóvenes haciendo el super para personas de la tercera edad. Y gracias a la tecnología, todas estas muestras de apoyo se están dando a conocer y viralizando por todo el mundo. 

    Algunos dirán que sólo porque nos encontramos en una situación tan desalentadora es que la gente se ha mostrado bondadosa. Quizás sea cierto, pero tenemos que tomar en cuenta que es en los peores momentos cuando debemos ser mejores personas. Creo que en estos casos, las redes sociales han demostrado ser un activo importante para dar a conocer estos actos heroicos que nos dan esperanza en la humanidad. 

    Dicho todo lo anterior, el aislamiento nos ha hecho darnos cuenta que la comunicación más efectiva y real es la de persona a persona. Pensar en todas las veces que nuestros padres nos pidieron que dejáramos el celular mientras comíamos con ellos, y saber que efectivamente tenían razón. Hoy mas que nunca, uno extraña ver al vecino, a su amigo, o a su compadre, cuando apenas hace unos meses este escenario parecía un mundo lejano a la realidad.

    La conclusión de todo esto, es que las redes sociales y los medios de comunicación han dado al mundo abundantes herramientas para mostrar su apoyo a aquellas personas que están viviendo en carne y hueso este virus desastroso. Por todo esto, es importante que reflexionemos y aprendamos a valorar a todas las personas cuando las tenemos de frente, darles nuestro tiempo y atención completa, y no ser esclavos del celular.

    Por último, seamos responsables: Quédemonos en casa.

     

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie