Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Verifica datos, que la ‘infodemia’ no te confunda

Politicón
/ 24 septiembre 2020

“¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio”. H. G Wells.

“Dudar no sólo te ayuda a crecer, sino que te libera de la obligación de estar siempre en lo cierto, que no deja de ser una forma de exclavitud”, Alex Rovira, divulgador y escritor.

A raíz de la pandemia por coronavirus, hace poco más de seis meses, surgió un concepto que también deja su impacto: la “infodemia”, que consiste en difundir noticias falsas o maliciosas sobre el COVID-19 y que aumenta el pánico o la angustia en la ciudadanía.

Cada día, desde hace tiempo, recibimos mensajes en WhatsApp, Facebook, Twitter y hasta en Instagram de mensajes o imágenes sobre el COVID-19, la mayoría de ellos falsos como pensiones incapacidades, ayuda para despensa del Gobierno, entre otros.

Pero la pregunta es ¿Qué hacer ante la oleada de información que cada hora nos llega? Como si la información de las autoridades y del estado no fuera suficiente, de la cual muchos ciudadanos tampoco creemos.

De acuerdo con el portal http://www.unidiversidad.com.ar/ el término “Infodemia” fue utilizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) e introducido en la agenda argentina por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Por su parte, Mario Riorda, académico, docente, politólogo e investigador, define “Infodemia” como “un serio problema de desinformación que aumenta la propagación producto de la desinformación a escala masiva.

Es así que a causa de este panorama de desinformación y paranoia, autoridades de Salud, solicitan prudencia a la sociedad que ante noticias que se reciben diariamente, principalmente aquellas que llegan por medio de las plataformas digitales y redes sociales, no se debe caer en la trampa de creer a la primera.

Lamentablemente quien cree a la primera tiene temor a lo desconocido, a no poder controlar nuestro porvenir que nos pone nerviosos, como el COVID-19  que produjo desde su llegada una sensación de estrés producto del encierro, el aislamiento y el exceso de información.

Los especialistas afirman que la enfermedad en la cual hay muchas incógnitas, tenemos miedo de lo desconocido y es fácil asociar ese miedo con los demás.  Por eso indican: “Las palabras utilizadas para nombrar cosas o situaciones son importantes y condicionan las acciones”.

Finalmente, ante los hechos recientes solo nos queda confirmar la información con fuentes oficiales de Salud y tener como dice el escritor y divulgador Alex Rivira, en su libro “La Buena Crisis”: “En el valor, la moral, el coraje o la longanimidad reside la verdadera riqueza del ser humano, nuestro auténtico tesoro”.

Adaptémonos pues a los cambios y llevemos de la mejor manera este proceso que tiene fecha de inicio, pero no de culminación, así, mientras ocurre, enfrentemos los cambios con carácter y razonamiento y sin temor.

José Briones @MísticoE

Estudiante, licenciado y comunicólogo

Si usted desea colaborar con este proyecto envíenos sus datos de contacto a: opinionciudadana@ccic.org.mx

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie