Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Andrew Garfield, ¿del Mejor Beso en Spider-Man al ganador de los Oscar 2022?

Show
/ 17 enero 2022

El actor que alguna vez ganó el premio a Mejor Beso en ‘El Sorprendente Hombre Araña’, ahora busca conquistar la siguiente temporada de premios en Hollywood con dos personas tan emblemáticos como diferentes, y en VMÁS nos dio más detalles de esta experiencia

Cuando falta tan poco tiempo para el Oscar, Andrew Garfield se postula en la categoría como Mejor Actor por dos historias tan reales como diferentes. Escondido detrás del maquillaje de “Los Ojos de Tammy Faye” interpretando al verdadero evangelista Jim Bakker, sorprende todavía más desde el cine o el streaming de Netflix, cantando en “Tick Tick Boom” la historia del creador de “Rent” Jonathan Larson, donde ya lo nominaron como Mejor Actor al Premio SAG del Sindicato de Actores. Y en una entrevista exclusiva, por videoconferencia, hablamos de la importancia de una posible nominación al Oscar como Mejor Actor, en comparación con el Mejor Beso que ganó con Spider-Man, además de un nuevo rol en su carrera.

-¿‘Tick Tick Boom’ es tu gran debut como cantante?-

“Sí. Nunca antes había cantado y Lin Manuel (Miranda), confiaba en que yo pudiera lograrlo. Gracias a Dios, tuvimos un año, porque realmente pude encontrar mi voz con una buena profesora de canto, Liz Caplan y toda una comunidad de gente que me apoyo. Es por eso, que tuve mucho tiempo y recursos para llegar a un lugar donde pudiera cantar como (el verdadero) Jonathan Lawson”.

$!Andrew Garfield protagoniza “Tick Tick Boom” en Netflix.

-¿En algún momento tuvieron algún otro plan para reemplazar tu voz con alguien más?-

“(Risas) No, no lo creo. Me parece que Lin me hubiera reemplazado si se hubiese dado cuenta que yo no iba a poder cantar bien. Creo que el plan era que yo pudiera tomar un par de sesiones con una profesora de canto como Liz (Caplan) y que ella opinara con su experiencia si yo podía llegar al punto de cantar totalmente como John, suficientemente bien, con mucha pasión y confianza. Pero si no hubiese funcionado, hubieran buscado a alguien que pudiera interpretarlo todo, creo, pero estoy agradecido porque conseguí llegar hasta ese lugar. Eso fue lo bueno”.

-John Lawson, aparece preocupado en la historia por cumplir 30 años, trabajando en un restaurante en vez del teatro ¿Alguna vez viviste ese estilo de experiencia?-

“Sí, supongo que sí. Creo que es una de las razones universales por la cual esta película se conecta con la gente. Es porque todos tenemos sueños, todos tenemos deseos, en especial a los 20 años. Es esa época donde construimos esa especie de arquetipo”.

-¿Cuál fue el tuyo?-

“No sé si pueda ser específico pero sé que yo quería ganar dinero con la actuación. Sé que quería que fuera mi fuente principal de ingresos”.

-¿Y cumplir los 40? Muchos de nosotros tenemos otros cuestionamientos a los 40, pensando: ¡Dios! ¿Me estoy volviendo viejo?. Y aunque todavía no llegaste (con 38 años) ¿Ya lo pensaste?-

“Gracias, hombre... muchas gracias por recordármelo... sí, estoy en camino a los 40 años, seguro (risas). No me gusta hablar particularmente del tema, pero para mí es importante haber tenido grandes experiencias creativas en mi vida. Y ahora, es mucho más importante si quiero tener hijos, si quiero ser padre y si quiero crear una familia sin estar cansado todo el el tiempo. Creo que necesito pensar realmente sobre ese tema”.

Para facilitar la tarea de los votos, la Academia del Oscar ya hizo una preselección de diez diferentes categorías donde la música por ejemplo necesitó 15 diferentes temas en la Mejor Canción Original, con Billie Eilish compitiendo por el final de James Bond en “No Time to Die” frente a Beyoncé en la doble nominación de “The Harder They Fall” y “King Richard”, con su esposo Jay-Z. Curiosamente, el musical “Tick Tick Boom” quedó afuera de esa categoría, pero todavía figura entre las preseleccionadas como Mejor Sonido, compitiendo a la par con las nuevas versiones de “West Side Story”, “Spider-Man” y “The Matrix”.

Y Andrew igual sigue firme en la postulación como Mejor Actor en dos producciones de cine tan diferentes como “Tick Tick Boom” y “The Eyes of Tammy Faye”. Pero los votos por las nominaciones definitivas recién tomarán vida en la Academia, entre el 27 de enero y 1 de febrero, para definir el siguiente 8 de febrero quienes competirán en la gran ceremonia del 27 de marzo.

-Ya te habían nominado al Oscar en el 2016 (con Hacksaw Ridge) ¿Qué significó en aquel entonces y que significaría ahora?-

“Lo que significó en aquel entonces... fue un tremendo honor y fue la primera vez que yo había recibido una nominación al Oscar de la Academia. Obviamente, es algo surrealista que me hayan considerado en semejante posición. Pero cuando sucedió, yo estaba muy feliz y emocionado, pensando “Gracias a Dios seguí en esto”. Gracias a Dios seguí enfrentando el rostro del fracaso como la experiencia de John (Lawson) y pude seguir... y aquí estamos. Yo estaba ensayando una obra de teatro en Londres en aquel entonces y en un descanso vi cuando anunciaron las nominaciones. Fue algo increíblemente significativo, pude llevar a mi familia a la ceremonia, mi padre, mi madre y mi mejor amigo de la escuela de drama. Y fue algo hermoso. No lo doy por hecho. Y lo mismo, este año... (el Oscar) no es algo que yo pueda controlar. El único control que tengo es mi trabajo y el esfuerzo que pongo en hacer las cosas, con pasión. Y siento que ya gané en ese sentido. Simplemente estoy increíblemente apasionado con este proyecto y Jonathan Lawson. Estoy orgulloso de haber trabajado con quienes trabajé”.

-¿Antes de leer el guión, conocías la verdadera historia de la televisión evangelista y el mismísimo Jim Bakker que interpretaste en ‘Los Ojos de Tammy Faye’?-

“Obviamente, al haber crecido en Gran Bretaña, la televisión evangelista es algo muy extraño que no está en nuestro vocabulario, particularmente en nuestra cultura. Y cuando me llamaron para este proyecto, Jessica (Chastain) y Fox Searchlight me dejaron ver el guion... pero yo llegué como un total principiante sobre el tema. Y en cierta forma también me dio bastante libertad, porque no tuve ningún preconcepto de los escándalos de aquel entonces”.

-¿Fuera de Estados Unidos a lo mejor mucha gente tampoco conoce el escándalo que cuentan en el cine sobre Jim y Tammy Faye?-

“Con respecto a los escándalos de Jim y Tammy, es algo superficial que vive en la imaginación de la gente. Y yo sentí cierto privilegio enterarme más a fondo. Lo primero que leí fue un libro que Jessica Chastain me había regalado, una autobiografía que había escrito Jim desde la prisión. Y esa fue mi primera introducción, en vez de cualquier acusación de fraudes o cosas así. Lo conocí hablando desde su propia perspectiva y siento que pude conocerlo desde adentro. Pero sí, tengo que confesar que lo afronté sin ningún tipo de prejuicios y es algo que también tengo que agradecer como actor”.

-¿Es cierto que necesitabas entre cuatro y siete horas de maquillaje para la actuación de ‘Los Ojos de Tammy Faye’?-

“Sí. Como actores, tratamos de zambullirnos lo más profundo que podamos, para tratar de encontrar y dar vida a nuestros personajes, incluyendo esas partes que no recibimos con gran agrado en una cena familiar o en nuestra sociedad civilizada. Fue bastante doloroso interpretar alguien que no se sentía cómodo con su cuerpo y no lo digo literalmente por mi maquillaje (Risas). Pero esa fue una buena clave en la actuación. Te digo que al final del rodaje sentí un alivio tremendo de poder volver a ser Andrew, en comparación con otros personajes que me hubiera gustado seguir siendo esa persona, para siempre. Me puso contento poder volver a una vida mucho menos complicada. También hubo muchas escenas que filmamos y no terminaron mostrando en la versión final sobre su sexualidad. Y me parece que fue una decisión correcta, para mantener una especie de misterio sobre su personalidad”.

-Con dos películas tan diferentes, el amor es tal vez el único punto en común de ‘Tick Tick Boom’ y ‘Los Ojos de Tammy Faye’. ¿Cómo definirías en tu caso una palabra con significados tan diversos, en el cine?-

“Bueno... ¿Cuánto tiempo tenemos? En 30 segundos... la pregunta es una maravillosa filosofía interminable que ni siquiera los poetas pudieron descifrar. Ni siquiera sé si yo pueda agregar demasiado pero voy a intentarlo... Pienso que el amor incondicional, creo que es una energía que te mantiene despierto o no. Es algo que permitimos... o no. Siempre tenemos la opción de elegir, pero al final es algo profundamente misterioso, algo muy misterioso que suele pasar con nuestros padres, ese amor que trasciende con una palabra que no parece suficiente para encapsularla. Pero sí, esa es mi extraña respuesta, para un tema tan maravilloso”.

$!Jessica Chastain protagoniza junto a Andrew Garfield “Los Ojos de Tammy Faye”.
COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio