Aquí te decimos 5 cosas por las cuales sonreír en pleno Yellow Day, el día más feliz del año

Al contrario del Blue Monday, este 20 de junio se considera el día más feliz del año por una combinación de motivos que hacen que todos estemos de mejor humor, con más ánimo y en general, más felices. Pero, a pesar del año tan complicado que vivimos, ¿hay cosas por las cuales sonreír?

Bienestar
/ junio 20, 2020 - 06:22

¿Cómo te sientes hoy? De acuerdo con los meteorólogos y psicólogos especializados en el tema, este sábado tu ánimo y tu humor se deben encontrar por los cielos, y no, no solo porque ya llegó el tan esperado fin de semana, sino porque este 20 de junio se conoce como el Yellow Day, el día más feliz del año.

Así como el tercer miércoles de enero es considerado el día más triste del año, denominado Blue Monday, de acuerdo con los expertos en este Yellow Day todos tenemos mejor humor, más ánimo y en general, somos más felices. ¿Por qué? Basados en una fórmula que ellos mismos diseñaron que conjuga: clima con temperaturas más altas, más horas extras de luz de sol y la aproximación de las vacaciones, todas estas variables influyen positivamente en los niveles de motivación y satisfacción personal.

Pero la emergencia sanitaria que vivimos por el contagio del COVID-19, así como la crisis social y económica que se ha derivado de dicha pandemia, nos hace sentir que este 2020 no hay mucho por lo que sonreír, las reuniones familiares y viajes por el mundo han quedado suspendidos por el momento, y mucha gente ha perdido sus empleos en medio del miedo y la incertidumbre que existe por el virus.

Sabemos que aunque los meteorólogos y psicólogos nos digan que este día es el más feliz del año, el panorama pinta un poco lúgubre. Por ello, VANGUARDIA buscó cinco razones por las que debemos estar felices a pesar de todas las catástrofes que han azotado este 2020, desde efectos positivos en el medio ambiente hasta muestras de solidaridad nunca antes vistas. Tú, ¿por qué crees que hay que sonreír?

Sin contaminación

Mientras más y más países entraban en cuarentena, más y más la contaminación bajaba. Tanto en China como en el norte de Italia, se mostraron importantes caídas en los niveles de dióxido de nitrógeno, un gas tóxico que contamina el aire gravemente, todo gracias a que la actividad industrial se redujo y los viajes en auto quedaron suspendidos.

De acuerdo con investigadores en Nueva York, el monóxido de carbono -principalmente producido por los autos- se redujo en casi un 50% en comparación con el año pasado en esa ciudad.

Agua limpia

Otra de las cosas buenas que le pasaron al medio ambiente mientras nosotros estábamos en cuarentena, fue lo que vivieron los residentes de Venecia, Italia, cuando notaron una gran mejora en la calidad del agua de los famosos canales que atraviesan la ciudad. Los canales del popular destino turístico se vaciaron en medio del brote, lo que permitió que los sedimentos se acumularan en el fondo de los canales. El agua que generalmente es turbia, se transformó en clara, tanto así que incluso se pudieron ver peces y todo tipo de especies marinas.

Más bondad

Si bien al inicio de esta pandemia las compras desenfrenadas y peleas por papel higiénico y víveres se convirtieron en el pan de cada día, la llegada del COVID-19 también generó actos de bondad en todo el mundo. Por ejemplo, de acuerdo con el portal CNN News, dos neoyorquinos reunieron a mil 300 voluntarios en 72 horas para entregar alimentos y medicamentos a personas mayores y vulnerables en la ciudad.

Supermercados en varios rincones del planeta, desde Argentina hasta Australia, crearon una “hora para la tercera edad”, un horario especial para que los consumidores mayores y las personas con discapacidad tuvieran la oportunidad de comprar sus alimentos tranquilamente.

Mucha gente también donó dinero, compartió recetas y rutinas de ejercicios, envió mensajes alentadores a personas mayores que se autoaislaron y transformó negocios en centros de apoyo para todos aquellos que se quedaron sin trabajo.

Familias unidas

Bien dicen que la cuarentena nos puso freno a esa vida tan agitada que llevábamos. Entre el trabajo y la vida hogareña, a menudo nos sentíamos desconectado de quienes nos rodeaban. Pero como el virus nos afectó a todos, esto nos unió. En Italia, donde la cuarentena duró más de dos meses, las personas salieron a sus balcones para cantar canciones que levantaran el espíritu. Inclusive muchos de nosotros tuvimos la oportunidad de reconectar con amigos y seres queridos por teléfono o videollamadas. 

Nuevos artistas

Mientras algunos se deprimían con la cuarentena, muchos aprovecharon esta oportunidad para ser más creativos. Usuarios de las redes sociales compartieron detalles de sus Inclusive el entretenimiento se desentralizo y democratizó, estrellas del pop presentaron conciertos en vivo para combatir el aburrimiento del autoaislamiento completamente gratis para todos sus fanpaticos a nivel mundial.