Un total de 65 periodistas y trabajadores de medios de comunicación fueron asesinados en todo el mundo en 2020 mientras hacían su trabajo, según la Federación Internacional de Periodistas. Foto: El Sol de Toluca
Según el último informe de la Federación Internacional de Periodistas fueron asesinados 65 periodistas y trabajadores de medios de comunicación en todo el mundo en 2020 mientras hacían su trabajo. Por cuarta vez en cinco años, México encabeza la lista de países con más reporteros fallecidos.

Un total de 65 periodistas y trabajadores de medios de comunicación fueron asesinados en todo el mundo en 2020 mientras hacían su trabajo, según la Federación Internacional de Periodistas.

Esto son 17 personas más que en el año anterior, una cifra que se sitúa en los niveles de la década de 1990, explicó la FIP el viernes al explicar los detalles de su reporte anual, el Libro Blanco sobre el Periodismo Mundial.

Los decesos ocurrieron en 16 naciones distintas y estuvieron causados por ataques selectivos, atentados con bombas e incidentes de fuego cruzado, agregó.

En total, 2,680 reporteros han sido asesinados desde que la Federación inició su conteo en 1990.

El poder del crimen organizado en México, la violencia de grupos extremistas en Pakistán, Afganistán y Somalia, así como la intolerancia de los partidarios de las líneas más duras en India y Filipinas han contribuido al continuo derramamiento de sangre en los medios de comunicación", afirmó el secretario general de la IFJ, Anthony Bellanger, en un comunicado.

Por cuarta vez en cinco años, México encabeza la lista de países con más reporteros fallecidos, 14. Le siguen Afganistán, con 10; Pakistán, con nueve, India (8), Filipinas y Siria (cuatro cada uno) y Nigeria y Yemen (3). También hubo asesinatos en Irak, Somalia, Bangladesh, Camerún, Honduras, Paraguay, Rusia y Suecia.

Además, al menos 229 reporteros más estaban presos en todo el mundo en marzo de 2021 debido a su trabajo, explicó la FIP. Turquía encabeza esa lista con al menos 67 profesionales encarcelados, por delante de China (23), Egipto (20), Eritrea (16) y Arabia Saudí (14).

’’Ninguna democracia digna de ese nombre puede encarcelar a los mensajeros de la libertad de expresión", señaló Bellanger.