INTERNET
Tampoco pueden amenazar u ofender al deudor, a sus compañeros de trabajo, a sus familiares o cualquier otra persona que tenga relación con la deuda

Los despachos de cobranza que realizan gestión de cobro entre cliente y alguna institución financiera o sociedad de crédito como cajas de ahorro, están obligados a seguir una normativa, dar un trato digno a la personas, y sobre todo no amenazar, de lo contrario el cliente puede quejarse para que la Condusef les inicie un procedimiento.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existe el Registro de Despachos de Cobranza, los cuales están obligados a seguir normas y respetar a los clientes; a través de internet se puede interponer una queja si hay malos tratos.

Los despachos no pueden utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las instituciones públicas, para intimidar de manera falsa que se trata de una autoridad; tampoco pueden hacerte llamadas de números confidenciales, oculto o privado: debe estar plenamente identificado.

Tampoco pueden amenazar u ofender al deudor, a sus compañeros de trabajo, a sus familiares o cualquier otra persona que tenga relación con la deuda.

Los despachos de cobranza no deben enviar escritos o documentos que aparenten ser de oficinas judiciales o bien ostentarse como representantes de algún órgano jurisdiccional (juzgado) o autoridad.

Los deudores no pueden aparecer en listas negras, cartelones o anuncios que se hagan del conocimiento público por su negativa de pago.

A través de la página electrónica de www.condusef.gob.mx puede hacerse una queja ante el Registro de Despachos de Cobranza; solamente hay que llenar un formato en línea que pide datos personales y de localización, datos de la institución de la cual están llamado para el cobro, describir la queja, los hechos, y en automático se generará un código.

Para dar seguimiento a la queja solo se ingresa el nombre y el folio previamente otorgado.

La Condusef tiene registradas 2 mil 653 despachos autorizados para realizar cobranza extrajudicial.