Foto: Especial
Lavinia Woodward, quien aspira a convertirse en cardiocirujana en la Universidad de Oxford, protagonizó un hecho de violencia doméstica, pero podría salvarse por ser 'muy especial' para estar en prisión

La joven Lavinia Woodward es una estudiante de medicina en la prestigiosa y exclusiva Universidad de Oxford, Inglaterra, que aspira a ser cardiocirujana y, hasta hace unos días, mantenía un desempeño ejemplar y comportamiento intachable.

Pero la rubia de 24 años ahora se encuentra en la mira de la justicia británica luego de haber acuchillado a Thomas Fairclough, su entonces pareja, en la pierna, luego de lanzarle con violencia una computadora portátil, una copa y un jarro de mermelada.

Lavinia había ingerido drogas y alcohol antes de la pelea doméstica, y además los medios revelaron que la estudiante mantiene una larga pelea con las adicciones y que publicaba fotos íntimas en su Facebook, el cual ahora se encuentra cerrado.

Pese a todas estas agravantes, Ian Pringle, juez que lleva el caso, sugirió que dictará una sentencia leve debido a su 'futuro prometedor en la medicina', según reportan medios británicos.

Foto: Especial

"Me parece a mí que esto fue un hecho aislado. Evitar que esta extraordinariamente capaz joven persiga su ansiado sueño de entrar en la profesión sería una sentencia muy severa", señaló el juez, quien además agregó que está considerando la "vida problemática" de la estudiante, quien ya pelea con una larga adicción a la cocaína, además de haber sufrido abuso de parte de un novio anterior.

"Lo que hizo es algo que nunca la dejará y fue algo bastante terrible que normalmente llevaría una sentencia de prisión, sea inmediata o suspendida", agregó Pringle.

Woodward admitió su responsabilidad ante una corte de Ofxord, pero la joven ya voló a Barbados y según medios locales podría haber viajado a Italia, donde vive su madre. 

Además de haber logrado entrar y mantener un promedio alto en la prestigiosa institución británica, la joven ha publicado artículos científicos y es considerada extremadamente inteligente entre sus compañeros.

"En la escuela la ven como alguien que vale la pena retener. Podría ganar un premio nobel", dijo un compañero cercano.

Foto: Especial

Pero otro de sus contactos cercanos dijo que Lavinia "se puso rara" luego de entrar en Oxford. "Empezó a vestirse de negro y en estilo gótico y era obvio que tomaba drogas", contó dicha fuente.

"Hasta se sacaba fotos desnuda que posteaba en Facebook, algo que no cuadraba con la persona que conocí".

Woodward conoció a Fairclough, quien es estudiante de doctorado en Cambridge, en Tinder.

La noche del incidente, el pasado septiembre, tuvieron una fuerte discusión y la conducta de Woodward se habría "deteriorado" rápidamente.

Lo que detonó el incidente fue cuando Fairclough amenazó con llamar a la madre de Woodward, entonces ella lo golpeó en el rostro, tomó un cuchillo de pan y se lo clavó en la pierna.

Foto: Especial

El abogado defensor de Lavinia también pidió compasión para su clienta, ya que consideró "casi imposible" que la joven cumpla su sueño y se convierta en cirujana si la condenan a prisión.

La sentencia se dictará el 25 de septiembre que viene, pero hasta entonces Woodward deberá mantenerse sobria, no reincidir y respetar una orden de restricción sobre Fairclough.

Del otro lado ya han habido reacciones, organizaciones como ManKind Initiative, que ofrece apoyo a hombres que han sufrido violencia doméstica, rechazó cualquier reducción a favor de la estudiante. 

"Los comentarios del juez son inaceptables. Esto es abuso doméstico contra un hombre y la empatía debería estar con él", señaló Mark Brooks, miembro de dicha organización.