Anaya Araujo fue jefe de Asuntos Internos de Seguridad Pública en la primera vez que Jorge Zermeño fue alcalde de Torreón. Foto: Vanguardia/Sandra Gómez
Rolando Anaya Araujo tendrá a su cargo la supervisión en diferentes áreas de la administración municipal y sobre todo aquellas relacionadas con la seguridad pública

Torreón, Coahuila. – Rolando Anaya Araujo, acusado de extorsionar a un pequeño comerciante cuando ocupaba la titularidad de Plazas y Mercados, asumió la dirección de Inspección y Verificación, en sustitución de Carlos de Lara Mc Grath, quien no aprobó los exámenes de control y confianza.

“Desconozco el caso, si el comerciante lo denuncia, le vamos a dar seguimiento, que presente la querella”, manifestó el alcalde Jorge Zermeño Infante, a pesar de que personalmente el propio afectado le presentó su queja”.

El edil expresó que ha otorgado su confianza a los directores de área para que puedan ellos nombrar en algunos casos a sus subordinados, “pero lo voy a checar, no conozco a Rolando Anaya, lo voy a investigar, no basta el dicho del comerciante, para mí vale siempre la presunción de inocencia”.

Anaya Araujo fue jefe de Asuntos Internos de Seguridad Pública en la primera vez que Jorge Zermeño fue alcalde de Torreón, auxiliar del primer regidor, después fue agente del Ministerio Público, según explicó al mostrar su experiencia en el servicio público.

El pasado fin de semana se le entregó el nombramiento como encargado de la Dirección de Inspección y Verificación, según informó el propio Anaya Araujo al asegurar que se iniciaría en una nueva asignación.

Tendrá a su cargo la supervisión en diferentes áreas de la administración municipal y sobre todo en aquellas relacionadas con la seguridad pública.

Al asumir su nuevo cargo, reconoció que a los inspectores les hace falta una mayor capacitación, debido a la responsabilidad que tienen, por lo que deben mejorar sus conocimientos en materia de Reglamentos Municipales.

En otro orden de ideas, el alcalde Zermeño Infante, reiteró que no va a solicitar licencia a su cargo para buscar la reelección, pese a la disposición del Instituto Electoral de Coahuila en el sentido de que los ediles que no se separen de su cargo no deben hacer campaña en horario de trabajo.

Mencionó que someterán a Cabildo la propuesta de los tiempos que se consideran laborales, para luego emprender labores proselitistas.

“La campaña será por las tardes, cuando la gente ya dejó de trabajar, siempre he hecho las campañas de las 6 o 7 de la tarde en adelante”, explicó.