Foto: Archivo
De noviembre de 2012 a julio pasado se crearon 2 millones 53 mil empleos según datos del IMSS, el monto más alto de las últimas dos administraciones de las cuales hay registro

CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que va esta administración se han generado más empleos en el sector formal de la economía, pero mal pagados, lo que ha contribuido a la precarización del trabajo, en tanto que más de la mitad del personal ocupado en el país se mantiene en la informalidad, coinciden especialistas.

De noviembre de 2012 a julio pasado se crearon 2 millones 53 mil empleos según datos del IMSS, el monto más alto de las últimas dos administraciones de las cuales hay registro.

Esto supondría la creación de 500 mil plazas en promedio durante los últimos cuatros años, lo cual tampoco es algo para celebrar pues el país requiere por los menos la generación de un millón de puestos, comentó Raymundo Tenorio, director de la licenciatura en economía y finanzas del Tec de Monterrey.

Si bien en otros sexenios hubo menos empleo, hay que considerar que en el de Felipe Calderón hubo una profunda crisis en 2008-2009, en la que se perdió una gran cantidad de trabajos. Lo mismo sucedió con los presidentes Vicente Fox y Ernesto Zedillo al inicio de sus sexenios, dijo.

La política pública aplicada este sexenio para formalizar empleos ha sido resultado también de la política fiscal que ofrece incentivos para la formalización, y a esto se suma que los gobiernos estatales también han impulsado esta política, ante su creciente necesidad de recursos.

Esta estrategia logró que se formalicen empleos que estaban registrados como informales, pero no quiere decir que sean nuevos, explicó Tenorio.

El traslado de trabajadores del sector informal es un corolario de la reforma laboral impulsada desde el sexenio anterior y puesta en marcha en esta administración, comentó Pamela Loubet, analista económica de grupo financiero Ve por Más.

A julio de este año se observa una tasa de informalidad de 57.5% de la población ocupada, que sigue siendo alta, pero inferior al 59.6% reportado al cuarto trimestre de 2012, agregó

Sin embargo, no se debe achacar todo a esta administración, pues si se observa al interior, buena parte de la caída en empleo obedece a los despidos en la industria extractiva, lo que tiene mucho que ver con la pérdida de empleo en zonas petroleras del país, como consecuencia de la caída de los precios del petróleo y los despidos en algunas plataformas petroleras, indicó.

Otro rasgo del mercado laboral en esta administración es el crecimiento de los empleos con bajas percepciones, dijo Héctor Magaña, coordinador de análisis e investigación del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tec de Monterrey.

Mientras que los trabajadores subordinados que ganan hasta tres salarios mínimos reportaron un incremento de 11% al cierre de junio pasado, los que ganan más de tres salarios mínimos cayeron 19% en ese lapso.

Además, si se revisan prestaciones como el acceso a la salud, también se observa que no ha habido un avance significativo en esta materia, pues 45% de los trabajadores subordinados no accede a instituciones de salud.

La perspectiva del empleo en lo que resta del sexenio no es muy favorable, coinciden los expertos. Los recortes al gasto, bajos precios del crudo, así como el deterioro de expectativas de crecimiento, son factores de riesgo para el mercado laboral, advierten.

–CCE realiza corte de caja del sexenio.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) reconoció que mientras las reformas estructurales significan avances en este sexenio, en el ámbito económico las tasas de crecimiento son inerciales de 2.1%, y aunque se han creado 2 millones de empleos formales no se abate la pobreza.

En el corte de caja del sexenio actual, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, aseveró que hay múltiples retos y pendientes por atender, como la deuda pública.

“Hay avances indiscutibles, pero también desafíos por enfrentar y áreas con problemas crecientes, en las que no se ha logrado un avance o se registra un deterioro”, dijo en La Voz del CCE.