Entre lágrimas, la actriz comentó que fue maltratada por tener "acento" al hacer un casting en Estados Unidos

Adriana Fonseca está dispuesta a dar el salto al mercado estadounidense y para ello hizo contacto para hacer un casting en Los Ángeles, sin embargo, se topó con la cara más común en la era de Trump: el racismo.

La actriz fue echada del castig por pronunciar su nombre con acento latino, ni siquiera se le dejó que prosiguiera con la prueba, pues de forma prepotente fue sacada del lugar.

La actriz cuenta esto a través de su cuenta de Instagram, en donde subió un video y un texto en el que muestra su indignación: "No puedo creer que estas cosas estén pasando. Vengo saliendo de un casting y tenía líneas en inglés, el casting era para un comercial y el señor que estaba en la cámara pidió que dijera mi nombre y lo dije, pero como mi nombre es en español, lo traté de decir americano y el tipo me sacó del cuarto de una manera humillante. No puedo creer que en estos tiempos que estemos viviendo racismo tan fuerte".

La actriz continuó relatando y habló del daño que engendran el racismo y el poco respeto a la diversidad étnica: “Ni siquiera me dejó decir mis líneas y enfrente de mucha gente me dijo que tenía "thick accent" claro, ¿cómo no?, mi nombre en estilo gringo esta difícil, pero ni siquiera me escuchó decir las líneas. Hablo ahora, aunque siempre prefiero ser reservada; porque esto seguramente le pasa a mucha gente en este país y no se vale humillar y ser racista con humanos. Yo soy más fuerte y con más razón, luchando y preparándome mas, soy guerrera; pero si necesitamos un mundo mejor”, finalizó.