Acusación. Raúl Vera culpa a las autoridades del poder del narco. ARCHIVO
El jerarca católico refirió por ejemplo, el crimen organizado es hoy un ente poderosísimo, ante el hecho de que las autoridades fueron ciegas, sordas y mudas

En su misa dominical, el obispo Raúl Vera López instó a la feligresía y a autoridades a no callar las injusticias e inequidades, a mantener una vigilancia para que no se descomponga la sociedad, y a defender los valores del Evangelio.

El jerarca católico refirió por ejemplo, el crimen organizado es hoy un ente poderosísimo, ante el hecho de que las autoridades fueron ciegas, sordas y mudas.

“¿Cómo cree que empezó a hacerse poderosísimo el tema de las drogas y el tema del crimen organizado que las administra? Porque empezaron con sus famosas tienditas, porque empezaron a vender sus tienditas afuera de las escuelas”, dijo.

“Así fue como empezaron y las autoridades parecían ciegas, sordas y mudas ante ese tipo de cosas que hacían; es más, les garantizaban a los que entraron a puestos públicos con métodos indecentes, les garantizaron dinero que venía de sus negocios sucios”, señaló.

Vera López consideró que ese dinero era para sus campañas, el que tenía que ser pagado por los políticos con nombramientos en cargos públicos a las personas que el crimen les imponía, especialmente a funciones como la seguridad pública.

“Porque esa persona era de su banda, ¿y qué tenían con eso?, pues tenían las armas, los policías y los vehículos de los policías. Todo eso tenían a su servicio porque habían costeado campañas”, opinó.

“Esas campañas compradas, eso que con tanta facilidad se acostumbraba de que compraban con un plato de pozole un voto, que compraban mandándoles el taxi, todo eso, ese dinero, venía de quienes cotizaban las campañas para instalarse”, abundó.

Vera López añadió que el crecimiento “pavoroso” del crimen organizado empezó de esa forma, ante unas autoridades que pusieron oídos sordos y ojos ciegos al problema.

“Si nosotros nos callamos, no estamos confesando a Cristo, porque confesar a Cristo no es solo decir ‘viva Cristo’, refirió.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.