Protección. Autoridades de la UAdeC presentaron ayer el protocolo para atender violencia hacia las mujeres universitarias. / MAYRA FRANCO
El director de la preparatoria afirma que no ha sido notificado; ‘el asunto tiene trasfondo político’, dice

La polémica en la Universidad Autónoma de Coahuila continúa en torno al caso de la separación del cargo de Martín Alday Hernández —director de la preparatoria Mariano Narváez, quien fuera señalado por el delito de abuso sexual—; él asegura que es el Consejo Directivo el que decidirá si se va del plantel o no, y el rector Salvador Hernández Vélez afirma que, por ser la máxima autoridad en la institución, deberá acatará la orden que se le indicó.

La mañana de este miércoles Martín Alday Hernández dijo en entrevista que no había sido notificado de la separación de su cargo, simplemente una recomendación por parte del coordinador de la Unidad Saltillo, Julio Saucedo Zul.

Mencionó que solicitó licencia al Consejo Directivo hasta el 30 de abril para poder enfrentar el proceso legal derivado de una denuncia de abuso sexual que interpuso una maestra del mismo plantel en su contra en el año 2018.

“Hasta ahorita no se me ha separado, aquí estoy todavía, no tengo ningún oficio donde se me ha indicado nada, yo no he visto lo que dice el rector, por eso no puedo decir nada”, mencionó.

Aseguró que es la segunda vez que pide licencia para ausentarse, en noviembre del año anterior lo solicitó al Consejo Directivo con el objetivo de enfrentar la situación, sin embargo, no se le permitió. Aseguró que el secretario administrativo Víctor Manuel Valdés Hernández es quien queda en su lugar, mientras se ausenta de la dirección.

“Están perjudicando mi imagen”, afirmó al manifestar que hay un trasfondo político con la maestra Rosalinda Rodríguez, quien le señala ser víctima de abuso sexual de parte del director.

En rueda de prensa, el rector Salvador Hernández Vélez mencionó que el caso entró en una etapa de judicialización, es por ello que le solicitaron que se retire del cargo.

“Él puede decir lo que quiera, el Consejo Directivo también, pero el rector y la Comisión de Honor y Justicia le piden que tiene que retirarse del cargo, para que el proceso de investigación una vez que entró en una etapa de judicialización se lleve a cabo como corresponde, sin ninguna intimidación, intromisión de nada, que sea totalmente libre”, aclara Hernández Vélez.

Reitero que la Rectoría y la Comisión de Honor y Justicia tienen facultades por encima de un Consejo Directivo, por lo tanto se aplicó la medida cautelar indicada en el Protocolo de Actuación para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia de Género.

TEME POR SU INTEGRIDAD

Tras anunciarse la separación del cargo de Martín Alday de la dirección de la Mariano Narváez, la maestra Rosalinda Rodríguez, que denunció el delito de abuso sexual por parte del directivo, dijo sentirse atemorizada por represalias que puedan realizarse en su contra tras el hecho.

“Sigo temiendo por mi integridad porque en esa situación pediría medidas de protección porque perder un cargo así, no me alegra pero pues es doloroso para quien le pase, solo busco justicia, porque esto sigue en pie”.

Señaló que no hay quién pueda regular una situación ahora que el director ha sido removido del cargo, así mismo dijo tener confianza en las autoridades, para que se haga justicia en su caso.