Archivo
Ese consumo de agua es equivalente a la explotación de 10 mil pozos en Coahuila, pues cada uno consume cerca de 20 litros promedio y la vida útil de cada uno es de 6 años

La técnica del fracking para la extracción de gas shale en el norte de Coahuila podría utilizar millones de metros cúbicos, el equivalente para abastecer a la mitad de lo que representa demográficamente Saltillo (400 mil habitantes), expuso Rodolfo Garza Gutiérrez, representante de la Asociación de Usuarios del Agua

Explicó que ese consumo de agua es equivalente a la explotación de 10 mil pozos en Coahuila, pues cada uno consume cerca de 20 litros promedio y la vida útil de cada uno es de 6 años.   

Recientemente VANGUARDIA publicó que Pemex y la empresa Lewis Energy firmaron un contrato para la explotación de pozos para la extracción de gas shale. 

Para llevar a cabo este procedimiento se requieren inyectar cerca de 20 millones de litros de agua por cada uno de los pozos, por lo que al final el líquido contaminado con más de 700 sustancias químicas, algunas altamente tóxicas y cancerígenas, pretenden colocarlo en contenedores que irána alguno de los Cimaris que hay en el Estado.

“A la hora de inyectar el agua para hacer la perforación, una parte se regresa hacia la superficie y lo que se ha acostumbrado a hacer es colocar esa agua en piletas o lagunas artificiales, y esa agua contaminada que está en las lagunas, lo que se ha hecho es inyectarla en pozos profundos con cierto tipo de características de suelo. Pero se ha encontrado que al encontrar esos millones de metros cúbicos a esos pozos profundos que son suelos arenosos, aparentemente eso es lo que ha ocasionado los sismos”, argumentó el especialista. 

Especificó que actualmente en Estados Unidos, donde generalmente se practicaba esta técnica, está prohibido que se deposite el agua en lagunas o piletas artificiales, por lo que en México buscan nuevas alternativas para depositarla. 

¿Cómo la van a trasladar?
Para Rodolfo Garza, esta medida no es la ideal, pues no existen condiciones en la carretera para trasladar desde el municipio norteño de Hidalgo hasta Ramos Arizpe, de ser ese el destino final, los millones de litros de agua en pipas especiales. 

“Esto implicará el traslado de agua de miles de camiones-tanque los cuales van a estar trayendo el agua desde el norte de Coahuila hasta Ramos Arizpe. Son carreteras que no están preparadas para una carga pesada continua y ese volumen va a venir a perjudicar también al confinamiento porque van a ser volúmenes muy grandes y ¿cómo lo van a depositar? Pues yo supongo que en tambos y sellarlos”, dijo. 

Finalmente, propuso que para evitar trasladar el agua contaminada desde el norte de Coahuila, lo ideal sería que fuera depositada en el Cimari de Mina Nuevo León, pues está mucho más cerca que el de Ramos Arizpe.