Foto: Especial
Los contratos correspondientes fueron "exhaustivos y no presentaron ninguna observación posterior", asegura la compañía

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le urgiera a Altos Hornos de México el pago de 200 millones de dólares por un presunto sobreprecio en la venta de Agro Nitrogenados a Pemex, la empresa rechazó que haya habido un sobrecosto e indicó que no hay “ningún documento, demanda o solicitud legal o extrajudicial de sustento a dicho señalamiento”.

En una carta dirigida al presidente AMLO -que aparece como desplegado en diarios nacionales este jueves- AHMSA recordó que en 2013 le propuso a Pemex asociarse para la producción de fertilizantes en dicho complejo petroquímico, que finalmente, tras “avalúos nacionales e internacionales”, aceptó vender en 275 millones de dólares.

“Los contratos correspondientes y sus requerimientos, incluidos los avalúos y revisiones de organismos de control tanto gubernamentales como independientes, fueron exhaustivos y no presentaron ninguna observación posterior”, aseguró la empresa.

Respecto al proceso contra el presidente de Altos Hornos, Alonso Ancira, la compañía apuntó que este no tiene que ver con el proceso de compra-venta, “sino con la contratación del señor Emilio Lozoya en 2011 -cuando no era funcionario público- para encabezar el proceso de diseño de un tren subterráneo CDMX-Toluca, proyecto finalmente desechado”.

Sobre este último caso, dio a conocer que toda la información, como contrato, estudios, proyecto, facturas y formas de pago, “está en conocimiento de las autoridades financieras y judiciales”.

“Señor Presidente, no está en el ánimo de Altos Hornos de México polemizar sobre un tema que ha generado grave inestabilidad en la empresa, en la cadena industrial que de ella depende y un fuerte impacto económico negativo en numerosas comunidades ligadas a la actividad minera y siderúrgica. Por el contrario, nuestra actitud es resolver esta situación en forma positiva y regresar a la brevedad a la normalidad”, finalizó.