Sesión. Los consejeros electorales restaron 1.7 mdp a gastos de campaña del PRI. Foto: Cuartoscuro
La consejera Pamela San Martín señaló, que el INE debe de pugnar para que los candidatos no eludan los topes de campaña

Fijar un rebase de 1.6 por ciento al tope establecido para los comicios de Gobernador en Coahuila, luego de que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) restó 1.7 millones de pesos a los gastos de campaña del PRI, colocó a Miguel Riquelme, más cerca del Palacio de Gobierno.
 
Y es que ayer, en sesión extraordinaria, el INE acató la sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde se determinó que Riquelme erogó un total de 19 millones 553 mil pesos en su campaña, 310 mil 621 pesos más que el tope que se estableció por 19 millones 242 mil pesos.
 
Con el nuevo cálculo, sin embargo, el rebase de Riquelme al tope de gastos de campaña fue de 1.6 por ciento, muy por debajo del 5 por ciento que establece el artículo 41 de la Constitución como una causal para la nulidad automática de la elección.
 
“Sin duda lo que ha venido resolviendo el Tribunal en este tema, pareciera ser la construcción de un caso a modo para beneficiar a un partido, a una coalición y a un candidato”, dijo el representante de Morena durante la sesión del INE.
 
Originalmente, el INE calculó que el excandidato del PRI a la Gubernatura  había sobrepasado el tope de gastos de campaña por 2 millones 23 mil 702 pesos, lo que representaba más del 10 por ciento del total, pero el TEPJF ordenó al organismo electoral eliminar un millón 43 mil pesos de las erogaciones de Riquelme, así como recalcular el gasto por prorrateo y comprobar pagos de spots.
 
 

El prorrateo estaba en un millón 846 mil 597 pesos y quedó en 278 mil 399 pesos, mientras que las erogaciones en spots se fijaron en 73 mil 147 pesos, cuando originalmente se habían establecido en 429 mil 200 pesos.
 
“En este acatamiento, estamos haciendo eso”, señaló el consejero del INE, Ciro Murayama, “estamos obedeciendo una sentencia de la Sala Superior que modificó distintas conclusiones del dictamen y, por tanto, de la resolución recaída sobre los ingresos y gastos de la campaña a Gobernador en Coahuila”.
 
Por su parte, la consejera Pamela San Martín señaló que el INE debe de pugnar para que los candidatos no eludan los topes de campaña.
 
“Lo que la Sala no nos resuelve es qué se hace con la evasión del tope; está legitimando la elusión de un tope”, dijo, “permitir que algún partido o algunos decidan aplicar el gasto de forma tal que el tope no les aplique de la misma forma, al dispersar el gasto no les llega la misma proporción. Hay gastos que no tendremos cómo contabilizar y que se erogaron, el que lo difundió es quien nos lo dijo”.
 
La Sala Superior del TEPJF todavía tiene pendiente la resolución sobre los gastos de representantes de casillas, por los que el INE consideró que Riquelme gastó 501 mil pesos, la cual ya fue impugnada tanto por el Gobernador Electo como por la Coalición que lo postuló a la Gubernatura.
 
El relevo en el Gobierno de Coahuila está previsto para el próximo 1 de diciembre, por lo que los magistrados deberán concluir las resoluciones antes y emitir la calificación de la elección.