Restricciones. Los fotógrafos y reporteros ahora tienen que utilizar cubrebocas y mantener la sana distancia. EFE
El Festival de Cine de Venecia inició el pasado miércoles, convirtiéndose así en el primer evento en hacerle frente al COVID-19. Las vallas metálicas, la sana distancia y otras medidas podrían hacer que estos festivales sean más seguros

El pasado 2 de septiembre el Festival Internacional de Cine de Venecia se aventuró e inició su jornada anual de alfombras rojas y presentación de películas y documentales, el público fue poco y las medidas de higiene fueron estrictas, por lo que prácticamente se considera el primer evento de categoría A blindado contra el COVID-19, una excelente noticia para la industria cinematográfica en crisis. Y es que el negocio de los eventos de Hollywood desapareció de la noche a la mañana a mediados de marzo debido a la pandemia, llevándose consigo el sustento de innumerables fotógrafos, organizadores, artistas y escritores.

Ahora, a medida que la ‘nueva normalidad’ llega a nosotros, muchos se están preguntando cómo y cuándo volverán al trabajo, sobre todo aquellos que pertenecen a la industria del entretenimiento, quienes fueron los primeros en cerrar y que serán los últimos en abrir tras esta crisis sanitaria. Con eventos en puerta como el Festival Internacional de Cine de Toronto y los Premios Emmy, el inicio de ‘La Mostra’ fue considerado por muchos como un experimento de lo que nos espera en el futuro en las alfombras rojas, como vallas metálicas, sana distancia y por supuesto, el uso de cubrebocas.

De acuerdo con un artículo publicado en la Revista The Hollywood Reporter, los expertos de la industria aseguran que ya nada será igual, por lo que probablemente los Premios Oscar -considerados los máximos galardones de la industria-, jamás serán lo mismo. “Esperen ver menos fotógrafos en general, vallas de metal que los separan y no más gritos salvajes de los medios”, asegura la fotógrafa independiente Lisa O’Connor.

“Al principio pensé: ‘Está bien, necesitaba un descanso'”, explica O'Connor, colaboradora habitual de agencias internacionales. “Pasé de tener esperanzas a escuchar que podría no haber grandes eventos antes de fin de año. ¿Ahora qué hago? Nadie tiene respuestas”. O'Connor sugiere que se necesitará un estudio para mostrar a los demás que se pueden realizar alfombras rojas de forma segura: “Alguien tiene que ser el primero”.

La también fotógrafa independiente Birdie Thompson, que ha trabajado para AdMedia Photo desde 2011 y ha retratado eventos importantes como la fiesta de los Oscar de Vanity Fair, la fiesta de los Globos de Oro de HBO y los premios Independent Spirit, dice que se está perdiendo entre 10 y 30 eventos por mes en esta época del año.

“Con el COVID-19 aún extendiéndose por el mundo, no me siento cómoda con regresar al trabajo ahora mismo porque no podemos estar hombro con hombro o muy cerca el uno del otro… Desde mi perspectiva, debido a cómo están las cosas actualmente, no sé cómo podemos regresar. Pero pase lo que pase, será un cambio drástico y las cosas no serán las mismas por un tiempo”, comentó Birdie.

 

UN REGRESO A MEDIAS

Neilson Barnard de Getty Images, director de fotografía de entretenimiento en Estados Unidos, dice que se han ido adaptando, en gran parte, apoyándose en las lecciones aprendidas de los fotógrafos que han retratado los brotes de SARS y Ébola. “Nos han compartido sus enseñanzas sobre cómo operar de manera segura, ya sea mediante la sanitización constante o las estrictas medidas de seguridad para salir”.

Si bien ha habido algo de trabajo al cubrir protestas, eventos en autocinemas, varios conciertos e incluso la reciente Convención Nacional Demócrata, la mayoría de los eventos de entretenimiento se han reducido. Barnard, quien maneja un equipo de aproximadamente 600 fotógrafos, aseguró que su mayor temor es ver a 30 fotógrafos colocados uno encima del otro en pequeños espacios. “Hemos visto lo aterradoras que pueden ser esas situaciones”, afirma. “Solo quiero asegurarme de que todos estén a salvo, pero sé que va a cambiar el panorama, no solo ya lo ha hecho, sino que seguirá haciéndolo”.

Me preocupa que los Oscar nunca más se parezcan a los Oscar. Va a ser virtual o muy íntimo, por lo menos durante unos años hasta que podamos resolver todo esto”.
Neilson Barnard, director de fotografía de entretenimiento en EU de Getty Images.

¿Habrá cámaras remotas o robóticas? ¿Espacios individuales o acreditaciones drásticamente reducidas? Esas son solo algunas de las opciones que menciona Barnard. En cuanto a la industria en su conjunto, sugiere que muchos fotógrafos que anteriormente estaban ocupados pueden no volver una vez que el negocio regrese por completo. “No hay nada mejor que trabajar fotografiando la fiesta de Vanity Fair después de los Oscar o la Met Gala, en realidad nadie quiere ver una Met Gala virtual. Queremos ver a los fotógrafos ahí ”, añadió.

 

CUBREBOCAS CON ESTILO

La alfombra roja de ‘La Mostra’, por la que cada año desfilan las grandes estrellas del cine mundial, se convirtió el pasado miércoles en una inusual fortaleza, rodeada de barreras para evitar aglomeraciones del público, y no solo las actrices Tilda Swinton y Cate Blanchett brillaron, sino que también los cubrebocas se convirtieron en el elemento esencial para todos los invitados del Festival Internacional de Cine de Venecia 2020.

Todos los invitados a la alfombra roja utilizaron cubrebocas, ya sea con diamantes o en tonos elegantes, cada uno siguió las instrucciones de etiqueta e higiene. Tilda Swinton acudió vestida con un conjunto de falda negra larga y una blusa blanca con volante al cuello y cubriéndose el rostro con una máscara de mano dorada en forma de mariposa. La australiana Cate Blanchett, lució un largo vestido negro y un cubrebocas de material quirúrgico.

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.