Foto: OMAR SAUCEDO
Las autoridades están trabajando para reponer las viviendas que fueron consumidas por el fuego en San Rafael, donde también hay habitantes que iniciaron la colecta de víveres y material de construcción para ayudar a su comunidad

La comunidad El Baratillo fue desalojada debido a que es la zona habitada de mayor riesgo a causa del incendio que continúa avanzando por la sierra de Arteaga; mientras que el Gobierno del estado ya entró en pláticas para reponer viviendas consumidas por el fuego en San Rafael, uno de los lugares más afectados.

“La comunidad de El Baratillo está desalojada, todavía no han sido las viviendas dañadas ni han sufrido percance, pero uno de los riesgos es que el viento pueda llevar el fuego a esa comunidad”, señaló el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Detalló que no hay personas en riesgo, pero dos familias de pobladores de El Baratillo participan como voluntarios en la zona apoyando las labores por la contingencia; sin embargo, ante la expectativa de riesgo, estas personas serán evacuadas de inmediato.

Asimismo anunció que las autoridades están trabajando para reponer las viviendas que fueron consumidas por el fuego en San Rafael, donde también hay habitantes que iniciaron la colecta de víveres y material de construcción para ayudar a su comunidad.

“Ya se platicó con todas las familias que perdieron sus viviendas y habitan en la comunidad, no son cabañas recreativas, son cabañas de habitantes de San Rafael”, puntualizó el mandatario Riquelme Solís.

Las labores para sofocar el incendio en la sierra de Arteaga continuaron durante el día en coordinación con elementos del Ejército Mexicano, Guarida Nacional, Conagua, Conafor, Protección Civil, Secretaría del Medio Ambiente, brigadas rurales y de asociaciones civiles.