Foto: Cuartoscuro
Se busca identificar, detener y llevar a juicio a los líderes huachicoleros

CDMX.- La Estrategia Nacional de Seguridad Pública, que el Ejecutivo federal envió al Senado, incluye una segunda etapa de combate al robo de petrolíferos, con los objetivos de identificar, detener y llevar a juicio a los líderes huachicoleros y servidores públicos que los protegen.

El gobierno de la República se propone intervenir cuentas bancarias de organizaciones delictivas; catear y asegurar bienes inmuebles e inspeccionar gasolinerías involucradas en los ilícitos relacionados con el robo de combustible a Pemex.

De igual forma, la estrategia persigue “identificar a los líderes sociales regionales que se encuentran relacionados en la comisión de tales delitos”.

El viernes pasado, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, entregó en el Senado la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en la que se detalla que el Estado “sumará todas las capacidades institucionales” contra este delito.

Señala que en la segunda etapa contra el huachicoleo se trabajará para “identificar el número de investigaciones en curso, a efecto de establecer las redes de vínculos de líderes de organizaciones delictivas, sus operadores regionales, testaferros, bienes y recursos” y detectar a quienes desde el servicio público los protegen.