Foto: Especial
Andrés Manuel López Obrador, dudó del profesionalismo de esas sugerencias. 'No actúan con la seriedad suficiente pero son muy afamados. Están como los tecnócratas, que todavía no pierden su respetabilidad y se les considera importantes técnicos y miren cómo dejaron al país'

Ciudad de México. Las recomendaciones de organizaciones, como la Asociación Internacional del Aerotransporte (IATA por sus siglas en inglés), sobre la inviabilidad de que militares operen un aeropuerto civil y la imposibilidad de que coexistan dos terminales aéreas en la ciudad se contemplarán, pero ya se tomó la decisión y lo importante es que se superará la saturación del actual aeropuerto, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dudó del profesionalismo de esas sugerencias.

No actúan con la seriedad suficiente pero son muy afamados. Están como los tecnócratas, que todavía no pierden su respetabilidad y se les considera importantes técnicos y miren cómo dejaron al país. En vísperas de la consulta sobre el nuevo aeropuerto en Texcoco, una de estas organizaciones consideró en la madrugada la imposibilidad de que operaran dos aeropuertos en la región, recordó López Obrador.

Durante su habitual conferencia justificó la determinación de cancelar el proyecto del grupo Salinas de la mina de oro en Baja California Sur, el Presidente dijo que la decisión obedeció a la protección ambiental, pues se ubicaba en una zona de recarga de acuíferos. Lo más importante de todo es el medio ambiente, el agua. Ahí sí, el agua vale más que el oro, porque la vida vale más que el dinero.

Subrayó que en Baja California Sur y Quintana Roo el turismo está asociado al medio ambiente, en un entorno económico en que esta actividad deja 25 mil millones de dólares al año –sólo por debajo de las remesas que envían los paisanos– que genera una gran cantidad de empleos formales.

En ese contexto anunció que impulsará una iniciativa para premiar a los pueblos más limpios del país dónde estén los mejores jardines, las avenidas con más bugambilias. Y a lo mejor una obra pública que se requiera en ese municipio sea autorizada como reconocimiento. Tenemos que atender la limpieza de los pueblos. No al Ecoloco, no a la basura, no a la suciedad.

Como parte de los múltiples temas que abordó, respondió a preguntas sobre las imputaciones del blanquiazul al dirigente nacional del sindicato minero, el senador Napoleón Gómez Urrutia, de estar detrás de la organización de huelgas en el norte del país: Eso es un asunto más que nada partidista, cortó de tajo.

Aprovechó la alusión al tema para asegurar que su gobierno recomienda evitar los conflictos y conciliar entre las partes. Que se actúe en el marco de la legalidad, se acuda a las instancias legales, que nadie quiera impedir la labor de las empresas si no existe un proceso legal de por medio.

Subrayó la importancia de que los empresarios atiendan las demandas salariales con flexibilidad, pero que ambas partes cuiden las fuentes de trabajo porque no se pueden quebrar las empresas, no puede haber mortandad de negocios, porque es desempleo.