Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo de México / Foto: Cuartoscuro
Con 328 votos a favor se aprobó en la Cámara de Diputados el dictamen con proyecto de decreto que reforma al Artículo 21 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal

Con 328 votos en favor, 18 en contra y 118 abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la reforma al artículo 21 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, con la cual Andrés Manuel López Obrador podrá crear comisiones presidenciales, entre ellas la Comisión de la Verdad del caso Ayotzinapa, como lo prometió en campaña.

La reforma fue enviada al Senado para su revisión, pero en la Cámara de Diputados, Morena y sus aliados no permitieron cambios al dictamen, así que avalaron que el presidente, para el mejor despacho de los asuntos a su cargo, pueda constituir comisiones intersecretariales, consultivas y presidenciales a través de decretos.

Las comisiones presidenciales podrán estar conformadas por servidores públicos y exfuncionarios, ya sea del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial o de cualquier orden de gobierno; también podrán participar profesionales, especialistas y sociedad civil.

Dichas comisiones serán grupos de trabajo especial para investigar, dar seguimiento, fiscalizar, emitir propuestas o dar informes que servirán de base para la toma de decisiones del Primer Mandatario.

Las comisiones intersecretariales serán aquellas creadas por el presidente de la República para el despacho de asuntos en que deban intervenir varias secretarías de Estado. Estarán integradas por los secretarios de Estado o aquellos funcionarios de la administración Pública federal. Las entidades de la administración pública paraestatal podrán integrarse a las comisiones intersecretariales, cuando se trate de asuntos relacionados con su objeto”.

Sesión en la Cámara de Diputados / Foto: Cuartoscuro

"Las comisiones consultivas serán aquellas conformadas por profesionales, especialistas o representantes de la sociedad civil de reconocida capacidad o experiencia, quienes serán designados por el presidente de la República, para resolver una consulta determinada o emitir una opinión sobre un tema específico. Aunque estas comisiones podrán estar en la estructura de una dependencia del Ejecutivo, sus conclusiones no serán vinculantes.

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, la priista Dulce María Sauri, planteó modificaciones, lo que sepultó Morena y sus aliados.

Sauri alertó que no hay límites y se debe establecer que dichas comisiones no pueden invadir competencias de los organismos constitucionales autónomos, ni de las atribuciones que la Constitución y la ley asignan a los Poderes y órdenes de gobierno.

Además, resaltó que se les atribuyen labores de fiscalización, cuando las únicas instituciones que tienen estas facultades son la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública.

Propuso “eliminar de la redacción la frase de servidores públicos de otros Poderes u órdenes de gobierno, porque no es posible que por decreto el Ejecutivo Federal integre una comisión con funcionarios de otros Poderes u órdenes de gobierno, pues los va a estar subordinando al Poder Ejecutivo mediante disposiciones contenidas en una ley que norma la organización interna del gobierno federal”.

La también vicepresidenta de la Cámara, la morenista Dolores Padierna enfatizó que “las Comisiones de la Verdad no buscan la venganza, sino conocer la verdad de los hechos para evitar que se repitan, para defender el honor de las víctimas, para encontrar salidas institucionales que frenen el círculo de impunidad en el que estamos; además de que la sociedad, tenemos derecho a saber, derecho a la verdad”.