El arma homicida y la víctima. Foto: Especial
El anciano de 74 años afirmó que asesinó a su hijo debido a que ya no le permitía vivir en paz e incluso, su hijo intentó apuñalarlo

Argentina. Un anciano de 74 años asesinó a sangre fría a su hijo de 44 años. El adulto mayor justificó sus acciones alegando que su primogénito era un adicto a las drogas, condición que causaba muchos problemas a su familia.

Los hechos ocurrieron en calles del barrio Nueva Hermosura, en Berisso, Argentina.

Pese a que al principio las autoridades pensaron que el homicidio se trató de algún ajuste de cuentas, el video de una cámara de seguridad delató al padre asesino.

Según informes de la policía, el hoy occiso, quien fue identificado como Mario Zermoglio, ya acumulaba más de 20 denuncias por violencia de género, antecedentes penales por robo y arrestos por posesión de drogas.

Tras su captura, el anciano declaró que su hijo se drogaba desde los 15 años de edad y al pasar de los años jamás dejó su adicción, hecho que le causó que se metiera en gran cantidad de problemas. Afirma que en alguna ocasión intentó apuñalarlo a él y a su esposa, a parte de robarles objetos de valor para poder solventar sus adicciones.

En una ocasión, el padre de la víctima le compró un auto a su hijo con la intención de que se volviera taxista y así venciera las adicciones. Sin embargo, al parecer vendió el auto para conseguir más estupefacientes.

El Guardián

El Guardián es un diario de Saltillo, Coahuila dedicado a informar sobre los acontecimientos policíacos de la ciudad y el mundo.