Dietmar Woidke, presidente del Consejo Federal, Wolfgang Schaeuble, presidente del Bundestag, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, la canciller alemana Angela Merkel, Stephan Harbarth, presidente del Tribunal Constitucional Federal.Foto: EFE
Angela Merkel, canciller alemana, celebró el trigésimo aniversario de la unidad alemana, un festejo trastocado por la pandemia de COVID-19 en donde se mantuvieron los protocolos de la sana distancia y el cubrebocas.

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró este sábado, cuando se cumple el trigésimo aniversario de la unidad alemana, la "valentía" de todos los que a uno y otro lado del muro de Berlín contribuyeron a la reunificación.

En un comunicado, la canciller recordó la "revolución pacífica" en la República Democrática Alemana (RDA) y a quienes en el oeste propiciaron el proceso de reunificación.

"Hizo falta mucha valentía para llegar hasta aquí. Las personas en la RDA que salieron a la calle y alentaron la revolución pacífica, pero también la valentía de aquellos en la antigua República Federal (RFA) que pusieron rumbo a la Unidad alemana", señaló.

"Quiero agradecer en este día a todas las ciudadanas y ciudadanos que contribuyeron a que la unidad alemana fuese una realidad", añadió Merkel.

La canciller alemana, Angela Merkel (R), y el ex presidente alemán Joachim Gauck chequean el codo al llegar para el evento oficial de conmemoración del 30 aniversario de la reunificación alemana en Potsdam, Alemania. Foto: EFE

Recordó además a los "socios en el mundo" que "confiaron en Alemania", en referencia a Moscú, París, Londres y Washington, que no pusieron obstáculos a la reunificación.

"Desde entonces ha pasado mucho. Sabemos que hoy hay que volver a ser valientes. Valientes para recorrer nuevos caminos a causa de la pandemia. Valientes para superar realmente las diferencias que persisten entre este y oeste. Pero también valientes para trabajar por la cohesión de toda nuestra sociedad", argumentó.

A juicio de Merkel, "treinta años después de la reunificación, el mundo no es necesariamente más pacífico". Por eso es precisó de nuevo la "valentía" para avanzar por el camino de la paz, prosiguió la canciller.

"Deseo que sigamos siendo valientes para avanzar por nuevos caminos para que también los que vienen hacia nosotros, los jóvenes, los niños, tengan una vida buena", concluyó.