Encienden la esperanza. Con un evento, alumnos y maestros donaron libros y un refrigerador. / Quetzali García
Los alumnos y maestros de la “2” lograron recuperar una parte del extinto acervo bibliográfico y un refrigerador lleno de jugos para el bibliotecario Tomás Pillados

Anoche hubo otra secundaria en llamas, la General No. 2 “Benemérito de las Américas”. Esta escuela, una de las consideradas de alta demanda en Saltillo, organizó un impactante evento que tuvo como fin devolverle la esperanza a la Secundaria Técnica 56. Tras una ardua semana de colectas y actividades para recabar fondos, los alumnos y maestros de la “2” lograron recuperar una parte del extinto acervo bibliográfico y un refrigerador lleno de jugos para el bibliotecario Tomás Pillados, quien sacudió las redes sociales con su testimonio: “perdí en el incendio las fotos de mi hijo fallecido, un microondas y el refri donde tenía jugos para mis niños que llegaran malitos de su estómago”.

El impresionante encendido de una fogata de casi tres metros dejó claro el mensaje: somos más los buenos. Este inicio que asombró a propios y extraños fue diseñado por los alumnos, con principios físicos y matemáticos que los chicos ven en clase de ciencias.

La música y la poesía hicieron su aparición con grupos en vivo. Además se ofrecieron bombones para leer a la luz de la luna. El evento hizo que Tomy volviera a llorar, pero  esta vez de alegría, al ver cómo una escuela hermana, lleva el dos porque saben ser “pares” y llevan el significado de la palabra dos hasta el infinito.