Especial
Senado descongela iniciativa para permitir portar hasta 28 gramos y crean Instituto Mexicano de la Cannabis, que regulará su uso; por su parte, grupos de consumidores cuestionan que quedó corta la normativa

El Pleno del Senado de la República aprobó este jueves en lo general y en lo particular la regulación integral tanto del consumo como del comercio de la mariguana para fines lúdicos y medicinales, por la que se reformará el Artículo 81 de la Ley Federal de Salud.

El proyecto de decreto -aprobado en lo general con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones, y en lo particular con 72 votos a favor, 13 en contra y dos abstenciones,- contempla un nuevo ordenamiento legal para regular y controlar el consumo, producción y comercio del cannabis; además, busca reformas y adiciones a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal, a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, y a la Ley de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios.

El decreto también prevé la creación de la Ley para la Regulación del Cannabis, y el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis.

Este Instituto será "un organismo público desconcentrado de la Secretaría de Salud, encargado de regular, reglamentar, monitorear, sancionar y evaluar el sistema de regulación del cannabis", dice el dictamen.

De ser completamente aprobado el proyecto, el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis dará los permisos para todos aquellos que quieran poner vender productos relacionados con el cannabis.

La gente podrá portar hasta 28 gramos de mariguana para consumo personal, los cuales deberá comprar forzosamente en establecimientos con permiso.

El consumo será en privado o en lugares establecidos por ley. No se podrá fumar mariguana en los siguientes casos: si se está frente a menores de edad; si se está en lugares libres de humo de tabaco; si está en lugares con concentración masiva de personas; si otras personas no quieren oler el humo; entre otras disposiciones.

El dictamen también abarca el autoconsumo: cada persona podrá tener en su hogar hasta cuatro plantas de cannabis; si viven más de dos en la misma casa, podrán ser hasta seis plantas.

La Ley General para la Regulación del Cannabis pasa ahora a la Cámara de Diputados para su revisión antes de que finalice la actual legislatura el 15 de diciembre.