En el marco del día mundial de la obesidad, el funcionario federal detalló que en México, aproximadamente, hay 50 millones de personas con esta condición que incrementa el riesgo de generar un cuadro grave de COVID-19.ESPECIAL
"Es el factor de riesgo que más se ha asociado (la obesidad), no solo a los enfermos de COVID, sino además a las personas que han fallecido por covid",

Ciudad de México.- La Secretaría de Salud (Ssa) reveló que cerca del 48 por ciento de los casos confirmados de COVID-19 en México están asociados a la obesidad, así como también en el número de muertes por esta enfermedad en el país.

Es el factor de riesgo que más se ha asociado (la obesidad), no solo a los enfermos de covid, sino además a las personas que han fallecido por covid. En el caso de las personas que son casos confirmados este factor de riesgo es el que más se asocia, estamos hablando de un 48 o 47 por ciento”, indicó José Luis Alomía, director general de Epidemiología.

En el marco del día mundial de la obesidad, el funcionario federal detalló que en México, aproximadamente, hay 50 millones de personas con esta condición que incrementa el riesgo de generar un cuadro grave de COVID-19.

“Se necesitan cambio de hábitos, de conducta alimentaria en entornos que lamentablemente toman su tiempo, pero se tiene que implementar para que se pueda comenzar a ver el impacto poblacional”, dijo.

PANDEMIA IMPULSA OBESIDAD

Por su parte, Simón Barquera, director del Instituto de Investigación en Salud y Nutrición, expuso que en México en los últimos 20 años ha aumentado de manera constante la obesidad, ya que presentó un crecimiento 48.2 por ciento entre el 2000 y 2018.

En tanto, señaló que el confinamiento por el covid-19 está aumentando el riesgo por obesidad al tener efecto en la disminución en la actividad física, el aumento en el consumo de la comida chatarra y una mayor exposición a la mercadotecnia de la comida chatarra.

"Estamos viviendo esta pandemia de COVID que tiene efectos en los estilos de vida, como la disminución en la actividad física, el aumento en el consumo de la comida chatarra, una mayor exposición a la mercadotecnia de la comida chatarra y un aumento en la seguridad alimentaria", expuso.