Desde redes sociales señalan “mensajes ocultos” en el video y la publicidad de la última canción del canadiense

Para nadie es un secreto que la carrera musical de Justin Bieber se encuentra en una fase extraña, debido a los problemas que el cantante comenzó a solucionar en su vida privada desde 2018, acciones que lo llevaron a postergar su carrera.  Por ello el lanzamiento del sencillo Yummy, significaría para él la entrada triunfal a este año a los charts y la industria.

La polémica se ha apoderado desde su lanzamiento, por el video o por los métodos de Bieber para publicitar su canción.

Sin embargo, fue el youtubero Dross quien le dedicó un video de cerca de 12 minutos de duración en su canal para explicar la supuesta denuncia de pedofilia en la industria musical internacional.

Con más de 800 mil reproducciones, en el video de Dross se analizan los elementos del videoclip, como que aparecen unos menores entreteniendo al grupo lujoso de personas. Las cuales reciben el “platillo principal”:Bieber.

De acuerdo al productor de videos, en mensajes como la carátula y presentación del título Yummy, se hace alusión al Pizza Gate, la supuesta secta manejada por políticos de gran poder, tales como Hilary Clinton y otros que se dedican a la pedofilia.

Según los argumentos de Dross, Bieber creció en la industria y llegó a crear su carrera cuando aún era un niño. Por ello el argumento de que con el video y la canción denuncia la pedofilia que abunda en la música y el cine.

Algo que llama la atención también es que el cantante de otros temas como Sorry y Baby  se coloca a él mismo como "platillo" en una cena en la que se encuentran personas poderosas.

En Twitter, seguidores de Dross conompletaron sus teorías, en donde señalan que la campaña intensa de Bieber para colocar a su canción como número uno, es porque desea que su mensaje oculto: la denuncia por pedofilia, sea escuchada en todo el mundo.