Foto: Cuartoscuro
Tres hombres cercanos al presidente lo han aconsejado en esta operación con Techin

De acuerdo a la columna publicada por Darío Celis, en El Financiero, una empresa y un empresario que AMLO traía históricamente atravesados eran Ancira y AHMSA.

Ya que, desde la campaña criticaba la forma en que su filial, AgroNitrogenados, fue vendida a Pemex. Añade que al final, Ancira sucumbió a la presión de la 4T y decidió retirarse.

Tres hombres cercanos al presidente lo han aconsejado en esta operación con Techint. El consejero jurídico, Julio Scherer; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; y el senador y líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia.

Vector Casa de Bolsa, la intermediaria de Romo de la que ahora dice ya no tener ninguna acción, es el agente financiero que Ancira está fichando para acordar el precio con Rocca.

A su vez Rocca contrató al despacho Ritch, Mueller, Heather y Nicolau, de James RitchTomás MuellerThomas Heather y Luis Nicolau como asesores legales.

 

El due-dilligence está iniciando pero se estima que no llevará gran tiempo porque se está partiendo de un ejercicio que se hizo en 2005, cuando Ancira contrató a Vector para vender.

En ese entonces el propio Romo se metió directamente a la operación con apoyo del desaparecido Adrián Rodríguez Macedo y el director financiero de Vector, Valdemar Villarreal.

Uno de los finalistas fue precisamente Techint, y el otro el conglomerado ruso Sidersthal. Pero al final no se hizo nada porque no se pusieron de acuerdo en el precio.

Hoy día, el control de AHMSA está en el paquete de aproximadamente 72 por ciento que a partes iguales se dividen Ancira y los hermanos Xavier, Carlos, SergioLorenzaGabriela Zitaluz Autrey.

tro 19.6 por ciento quedó en los fondos internacionales que recién capitalizaron la compañía que en lo operativo lleva Luis Zamudio y que preside ahora James Pignatelli.

Se estima que Altos Hornos de México puede valer cerca de 3 mil 500 millones de dólares; sus pasivos ascienden a 9 mil 500 millones de pesos. Concluye afirmando que AHMSA está en la antesala del cambio de manos.