Captura de pantalla
El boxeador no quería que nadie lo interrumpiera en el festejo de su pequeño

Saúl "Canelo" Álvarez es uno de los deportistas más famosos en la actualidad y a base de golpes se ha ganado el cariño de los mexicanos. 

Sin embargo, ha querido mantener su vida privada alejada de los medios y este fin de semana corrió a los periodistas que buscaban ingresar al bautizo de su hijo. 

Diversos medios publicaron la llegada del pugilista donde se baja de una camioneta blanca y molesto les dice:  "Con el respeto que se merecen, no sé quién los invitó. Es mi vida personal y a mí no me gusta este tipo de cosas. Con el respeto que se merecen, muchas gracias, pero no, no es de mi agrado verlos".

La vida romántica del boxeador ha despertado gran interés de la prensa al haberse relacionado con modelos, actrices famosas y figuras internacionales.

El pequeño Saúl Adiel es fruto de su relación con la empresaria Nelda Sepúlveda. 

El pasado 4 de mayo Saúl Álvarez unificó los títulos peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y de la Federación Internacional de Boxeo (FIB)  tras derrotar al estadunidense  Daniel Jacobs.