Taylor Herring/Samsung KX Y Tom Nicholson/PinPep/
¿Cómo será el mundo dentro cinco décadas, cuando se cumpla el primer siglo desde la llegada del ser humano a la Luna y del nacimiento de la red Internet? Samsung realiza un informe en el que sostiene que en 50 años habría taxis aéreos y autobuses voladores, hoteles espaciales, autopistas subacuáticas, hogares que se limpian a sí mismos… y más

Por: RICARDO SEGURA

Seis de los principales académicos y futurólogos del Reino Unido han trabajado en equipo para imaginar los cambios que se producirán en la tecnología, la salud, el entretenimiento, la alimentación y el transporte en los próximos cincuenta años, y su versión de ese futuro cercano resulta impactante.

El informe de Samsung ‘KX50: el futuro en el punto de mira’ predice que en 2069 “los viajes irán más arriba, más abajo e incluso hacia las estrellas”.

 

VIAJES POR AIRE, MAR Y ESPACIO

Este trabajo adelanta que se crearán autopistas acuáticas, por las que circularán transportes subsónicos a través de un sistema de tubos sellados que serán recorridos a bordo de cápsulas, para realizar conexiones, por ejemplo, entre Reino Unido y Europa continental incluida Escandinavia, en menos de una hora.

Los autores también adelantan que viajaremos en taxis y autobuses aéreos: unos vehículos voladores no tripulados de alta potencia que tendremos a nuestra disposición en puntos cercanos, viajando encima del tráfico terrestre y utilizando el espacio aéreo sobre ríos y vías fluviales, para crear rutas despejadas a través del cielo.

Para recorrer distancias más largas, la mayoría de los viajes internacionales de ciudad a ciudad involucrarán cohetes reutilizables, que ingresarán al espacio cercano en las inmediaciones de la atmósfera superior. Viajarán a menos de 20 mil millas (unos 32.186 kilómetros) por hora y podrán llevarnos de Londres a Nueva York en menos de 30 minutos.

SALUD VIGILADA DESDE DENTRO A CADA INSTANTE

A medida que avance la tecnología, habrá cambios significativos en la atención médica y la nutrición, según este estudio.

Por ejemplo, contaremos con implantes corporales y programas informáticos que funcionaran como acompañantes digitales y cuidadores virtuales, que nos conocerán, sabrán cómo evoluciona nuestra salud a lo largo de nuestra vida, monitorizarán nuestro organismo a través de sensores y nos empujarán a tomar las decisiones más saludables.

La impresión de tejidos vitales en 3D nos proporcionará reemplazos instantáneos para personas cuyos órganos estén dañados sin posibilidades de reparación, y que podrían superar la calidad de aquellos órganos con los que nacemos, incluidos los ojos, dotados de visión mejorada por la noche, y los corazones o pulmones capaces de aumentar el rendimiento de un atleta.

Eventualmente los insectos se convertirán en una de nuestras principales fuentes de proteínas alimentarias, con lo que muchas cocinas estarán equipadas en su encimera con cápsulas de cultivo de larvas, con un pequeño cajón para cosecharlas, e incluso podremos recoger un apetitoso ‘kebab de gusano’ o una ‘hamburguesa de insectos’, asegura el KX50.

DEPORTES VOLADORES Y RASCIELOS SUBTERRÁNOS

Según este informe también surgirán nuevas formas de entretenimiento, con lo que podremos presenciar partidos deportivos aéreos, durante los que podremos animar a nuestros equipos favoritos mientras vuelan en aerodeslizadores alrededor del estadio, al estilo Quidditch, el deporte mágico inventado de las novelas de Harry Potter, que se juega volando sobre escobas mágicas.

También podremos ver películas interactivas y disfrutar de juegos de computadora en nuestra casa, utilizando trajes táctiles refinados y asequibles que crearán sensaciones táctiles y engañarán a nuestros cinco sentidos, permitiéndonos sentir físicamente los filmes y los videojuegos, según el KX50.

En 2069 también serán habituales las vacaciones en el espacio, para las cuales habrá habilitados hoteles espaciales de lujo, que orbitarán por la Luna u otros planetas, generando su propia gravedad, pronostican los académicos y futurólogos británicos.

También predicen que para esa época podremos vivir y trabajar en ‘rascacielos subterráneos’, unas edificaciones similares a torres invertidas, que se hundirán muchas plantas en el subsuelo, siendo resistentes a los terremotos, y que se generalizará la autolimpieza de las casas y oficinas, utilizando tecnología robótica.

Los autores del informe KX50 son Jacqueline de Rojas, presidenta de techUK; el doctor Rhys Morgan, director de Ingeniería y Educación en la Real Academia de Ingeniería; y el profesor Dale Russel, asesor especialista en innovación de ingeniería de diseño en el Royal College of Art, junto con los futurólogos Morgaine Gale, Maneesh Juneja y Matthew Griffin.

1.-En el 2069 las vacaciones tendrán lugar en hoteles espaciales de lujo que orbitarán la Luna u otros planetas cercanos, generando su propia gravedad.

2.-Los taxis y los autobuses aéreos estilo dron tendrían esta imagen para trasladar a ciudadanos.

3.- Las autopistas acuáticas permitirán conexiones entre el Reino Unido y Europa continental en una hora.

4.-Detalle de los edificios subterráneos que habrá en el futuro y las áreas a las que se dedicarán.

5.-El transporte urbano e interurbano sería a través de taxis y autobuses aéreos similares a un dron.

 

6.-En estadios de todo el mundo se disputarán partidos deportivos aéreos al estilo Quidditch.

7.-Un diseño de bares y restaurantes futuristas será el que prevelezca dentro de las próximas cinco décadas.

8.-Interior digitalizado (cabina de conducción y asientos traseros) de un vehículo del futuro.

9.-En el futuro habrá megaedificios bajo el suelo, que conjugarían con los rascacielos que hoy se desarrollan.

10.-Partidos deportivos aéreos al estilo Quidditch será uno de los deportes del futuro.

11.-El experto que aparece en las fotos) es el divulgador científico y presentador televisivo británico Greg Foot, mostrando imágenes de cómo podríamos vivir dentro de 50 años. 10.-El divulgador científico y presentador televisivo británico Greg Foot, mostrando imágenes de cómo podríamos vivir dentro de 50 años.