Irrumpen en la madrugada, se llevan todas sus pertenencias e intentan arrollarlo
Paramédicos revisaron al Director y le hicieron un vendaje, luego de que un vehículo intentara atropellarlo

Saltillo.- Esta madrugada, tras denunciar en las páginas de Vanguardia los ataques y el acecho del que este medio ha sido objeto, un comando armado de la Secretaría de Gobierno de Coahuila, a cargo de Víctor Zamora Rodríguez, irrumpió violentamente en un inmueble habitado por nuestro director, Armando Castilla Galindo, para despojarlo de sus pertenencias y desalojar el inmueble.

Al menos treinta elementos se distribuyeron en la zona

En el acto, realizado al amparo de la oscuridad y en condiciones de clandestinidad, participaron alrededor de treinta elementos de la corporación “Fuerza Coahuila”, quienes se auxiliaron de maquinaria pesada. Los elementos, quienes en todo momento actuaron bajo las órdenes de un individuo vestido de civil, aparentemente ajeno a la corporación, arribaron esta madrugada a la casa de nuestro Director y, como si se tratara de un operativo dirigido en contra de una organización criminal, instalaron un “perímetro de seguridad” de varios kilómetros alrededor de la propiedad para, posteriormente, romper candados, invadir y dañar otras propiedades privadas, con el propósito de ejecutar un presunto desalojo ordenado judicialmente.

Atravesaron un trascabo en camino privado para impedir el paso, maquinaria que no estaba autorizada en la diligencia

Los elementos de Fuerza Coahuila, corporación recientemente presentada por el Gobierno del Estado bajo el lema “seguridad y justicia”, no solamente actuaron para proteger al presunto funcionario judicial y los civiles que encabezaron el despojo, sino que toleraron, pese a las reiteradas solicitudes que se les formularon para intervenir, la realización de múltiples actos ilegales, entre ellos que un vehículo particular arrollara intencionalmente a nuestro Director, causándole lesiones, y que se intentara atropellar a los periodistas de esta casa editorial que acudieron a cubrir los hechos.

Como lo hemos señalado con anterioridad, en VANGUARDIA realizamos un esfuerzo permanente por actuar con responsabilidad y no lanzar voces de alerta sin sustento. Sin embargo, no podemos ignorar que este presunto acto judicial coincide con las denuncias que hemos realizado en los últimos días para dar a conocer actos de “vigilancia” e intimidación que han sufrido miembros de nuestro personal y nuestro Director.

Fueron al menos seis patrullas de Fuerza Coahuilia sitiando el lugar, que se convirtió en un operativo policial, más que una diligencia.

La forma en la cual se realizó la presunta diligencia judicial y, sobre todo, la actuación de los elementos policiales al mando del Secretario de Gobierno de Coahuila, Víctor Zamora Rodríguez, nos deja claro que se trata de una acción concertada que busca fines más allá del presunto cumplimiento de la ley y la defensa del estado de derecho.

Camiones de mudanza salieron con las pertenencias del Director, hasta el momento se desconoce dónde están.

El exceso en el uso de la fuerza implica, para nosotros, un mensaje claro: los autores intelectuales del ataque tienen en la fuerza su único argumento para imponer su ideario y lograr con ello el cumplimiento de su agenda particular.

Un vehículo con el actuario a bordo entró a la fuerza chocando la camioneta del Director.
Te puede interesar
OPINIÓN