Foto: Especial
En 2019 se contabilizan 42 expedientes que acaban en sanción, en los cuatro años anteriores sumaron en conjunto 43

En lo que va de 2019 han aumentado los expedientes en contra de integrantes del Poder Judicial que terminan en castigo, luego de pedir moches o no actuar correctamente, según datos oficiales.

Mediante una solicitud de información presentada por un particular, se tuvo acceso a la estadística de quejas contra funcionarios de este órgano y se detalló que hasta el 4 de septiembre de este año se tienen al menos 88 denuncias contra sus servidores públicos.

De éstas, se abrieron carpetas de investigación y 5 expedientes fueron concluidos sin una resolución definitiva, 5 fueron concluidos con resolución definitiva absolutoria, sin embargo, 42 determinaron la existencia de responsabilidad administrativa de los funcionarios, mientras que del resto no se especifica.

En la información emitida por el Poder Judicial se detalló que aunque los expedientes abiertos no han aumentado drásticamente, sí ha habido un alza considerable en los que terminan en un castigo.

Durante 2015 se registraron ocho expedientes en que se determinó imponer responsabilidades administrativas, mientras que en 2016 ascendió a 13, al año siguiente se mantuvo en esa misma cifra, mientras que en 2018 fueron 9.

Las causas de la responsabilidad en forma específica -según este documento- fueron “por solicitar dádivas, conducirse en contra de preceptos de funciones legales, claro y determinantes”.

Las sanciones van desde apercibimientos, amonestaciones, suspensiones a los servidores públicos o la misma destitución de estos.

En la información disponible no se especifica la identidad de los involucrados ni tampoco qué cargo ocupan en el Poder Judicial.