Autoridades de Francia impartieron más de 7 mil multas por fiestas de Año Nuevo
La polémica se centró en esta ocasión en un "rave" en Bretaña (oeste) que reunió a cerca de 2 mil 500 personas, según la prefectura, y que se prolongó aún durante el día de hoy por la incapacidad de la policía de poner fin al encuentro

Las fuerzas del orden francesas realizaron 45 mil 400 controles durante la Nochevieja e impusieron 6 mil 650 multas por no respetar el toque de queda nocturno impuesto para tratar de frenar el avance del coronavirus, en una noche marcada por la celebración de varias fiestas clandestinas, una de ellas con cerca de 2 mil 500 invitados en Bretaña.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, detalló las cifras de la jornada en un comunicado hoy y destacó que el toque de queda fue respetado en particular en París, ciudad que suele protagonizar concentraciones y disturbios.

La polémica se centró en esta ocasión en un "rave" en Bretaña (oeste) que reunió a cerca de 2 mil 500 personas, según la prefectura, y que se prolongó aún durante el día de hoy por la incapacidad de la policía de poner fin al encuentro.

La fiesta tuvo lugar en una nave industrial de la localidad de Lieuron, a unos 45 kilómetros al sur de Rennes, donde los gendarmes que trataron de evitar la concentración fueron atacados con objetos lanzados contra ellos, hasta el punto de que un vehículo de la gendarmería fue incendiado.

Con el fin de no poner en riesgo a los participantes y evitar una estampida, a media hora de la tarde del viernes la fiesta no había sido aún disuelto, según informa la cadena BFM TV, solo pudo ser acordonada para evitar que se sumaran nuevos participantes.

Otras fiestas clandestinas con varios cientos de personas fueron desalojadas en Marsella y en Chelles, en la periferia parisina.

Para evitar las aglomeraciones, el gobierno había puesto en marcha un dispositivo con más de 100 mil policías y gendarmes en todo el país, que trata de evitar el repunte de una tercera ola del coronavirus.

Darmanin destacó en la nota que aunque los incidentes han sido "menos importantes" que años anteriores, algunos individuos atacaron con violencia a la policía, lo que se saldó con 662 arrestos y 25 heridos entre las filas de las fuerzas del orden.