La propuesta fue analizada por la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados | Foto: Especial
La Comisión de Gobernación avaló la iniciativa de reformas a la Ley General de Bienes Nacionales y a la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público; Tatiana Clouthier se abstuvo de votar

La Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de reformas para incorporar al marco legal la figura del sorteo como mecanismo para la enajenación de bienes del sector público, a fin de allanar la vía jurídica para la rifa del avión presidencial.

Avalado con 14 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones – una de ellas de la morenista Tatiana Clouthier –, el dictamen de la iniciativa suscrita por Mario Delgado y Raúl Bonifaz fue turnado a la Mesa Directiva para su próxima discusión y votación en el pleno.

“No podemos hoy continuar avalando la opulencia ante una realidad de pobres al extremo y en grandes cantidades, y por eso nosotros en Morena insistimos en que hay que devolverle al pueblo esos dineros públicos que gastaron en varios aviones”, puntualizó Bonifaz.

Al fundamentar la propuesta, el legislador morenista sostuvo que la aprobación de la iniciativa está más que justificada en el contexto del combate a la corrupción.

Te puede interesar

“Cómo fue posible que se usaran recursos públicos para comprar aviones tan lujosos, que las más de las veces servían no para la atención a los más necesitados ni para atender una contingencia o para llevar víveres o medicamentos en casos de desastres naturales, sino eran utilizados en beneficio personal de unos cuantos”, arengó.

La iniciativa de reformas a la Ley General de Bienes Nacionales y a la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público señala que los actuales procedimientos de venta de bienes nacionales tardan demasiado en ser desahogados y están sujetos a formalidades que retrasan el aprovechamiento de los recursos.

Te puede interesar

Por ello, “se propone añadir el sorteo como un mecanismo para la enajenación de bienes que, por sus características o por las condiciones de mercado, no han podido ser enajenados a través de las formas previstas en la legislación vigente”.

De acuerdo con la adición propuesta al artículo 31 de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público, los procedimientos para la enajenación de bienes serán la donación y la compraventa, ésta última a través de licitación pública, subasta, remate, sorteo o adjudicación directa.

Prevé asimismo la reforma del artículo 132 de la Ley General de Bienes Nacionales para establecer que, “de no lograrse la venta de los bienes a través del procedimiento de licitación pública, se procederá a su subasta en el mismo evento, en los términos que señalen las normas generales que emita la Secretaría. También se podrá enajenar bienes por sorteo”.