Las compañías de luz desde Minnesota a Texas aplicaron apagones escalonados para reducir la sobrecarga eléctrica en las redes. ESPECIAL
Mientras tanto, la nieve y el hielo se desplazaron hacia los Apalaches, el norte de Maryland y el sur de Pensilvania, y después hacia el noreste

AUSTIN, Texas.- La electricidad fue restaurada a más casas y negocios el jueves en los estados azotados por una tormenta invernal que sobrecargó la red eléctrica y dejó a millones de personas titiritando esta semana. Sin embargo, la crisis está lejos de haber concluido en partes del sur, donde muchas personas siguen sin agua potable.

En Texas, unas 325 mil viviendas y negocios continuaban sin energía el jueves, una cantidad mucho menor que los 3 millones del día anterior, aunque directivos de las compañías eléctricas dijeron que aún había posibilidades de apagones escalonados.

Las tormentas también dejaron más de 320 mil casas y negocios sin electricidad en Luisiana, Mississippi y Alabama. Aún había 70 mil clientes sin servicio eléctrico en el este de Kentucky, mientras que casi 67 mil usuarios estaban sin electricidad en Virginia Occidental.

Y más de 100 mil clientes continuaban sin luz el jueves en Oregon, una semana después de una colosal tormenta de nieve y hielo. Maria Pope, directora general de Portland General Electric, expresó confianza en que, a más tardar el viernes en la noche, ya se habrá restaurado la energía a más de 90% de los clientes que siguen sin servicio.

Mientras tanto, la nieve y el hielo se desplazaron hacia los Apalaches, el norte de Maryland y el sur de Pensilvania, y después hacia el noreste. Tormentas consecutivas dejaron 38 centímetros (15 pulgadas) de nieve en Little Rock, Arkansas, igualando un récord de 1918, dijo el Servicio Nacional de Meteorología.

Se atribuyó al clima extremo la muerte de al menos 46 personas, algunas cuando intentaban calentarse. En la zona metropolitana de Houston, una familia murió por inhalación de monóxido de carbono debido a que tenía un vehículo encendido en el garaje. Una mujer y sus tres nietos murieron en un incendio que las autoridades dijeron podría haber surgido en una chimenea que estaban usando.

Las compañías de luz desde Minnesota a Texas aplicaron apagones escalonados para reducir la sobrecarga eléctrica en las redes. Southwest Power Pool, un grupo de empresas que dan servicio en 14 estados desde las Dakotas hasta el norte de Texas, dijeron que los apagones escalonados ya no eran necesarios, pero pidieron a los usuarios ahorrar energía hasta por lo menos el sábado en la noche.

Las interrupciones restantes en el suministro en Texas se debieron principalmente al clima, y no a los apagones forzados, según el administrador de la red estatal ERCOT. Dan Woodfin, director de Operaciones del Sistema en ERCOT, dijo que los apagones escalonados podrían reanudarse si aumenta el consumo de electricidad conforme la gente vuelve a tener luz y enciende su calefacción, aunque no serían tan largos como los de esta semana.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, advirtió que los habitantes estatales “aún no están fuera de peligro" debido a las temperaturas gélidas y la amenaza de una tormenta invernal en la región centro-sur del estado.