Foto: Twitter
Tres personas más resultaron lesionadas, y por la noche del sábado se dio a conocer que horas después del percance falleció el Sub secretario de Desarrollo Económico de Sonora, Leonardo Ciscomani

Este sábado una avioneta se desplomó tras impactarse contra cables de alta tensión en Hermosillo, Sonora; seis personas murieron y tres más resultaron lesionadas.

Se dijo que entre los tripulantes venía el Sub secretario de Desarrollo Económico de Sonora, Leonardo Ciscomani, quien resultó con lesiones graves, aunque por la noche falleció al no soportar las lesiones.

El Gobierno del Estado confirmó a través de su cuenta oficial de Twitter, que dentro de las las personas que viajaban en la avioneta que se desplomó a las 12:41 horas del sábado, a la altura del kilómetro 14 de la carretera 100 a Bahía de Kino, viajaba el Leonardo Ciscomani Freaner.

El funcionario resultó con lesiones de gravedad, por lo que al igual que dos personas más, cuya identidad no ha sido revelada, fueron trasladados a nosocomios de Hermosillo para recibir atención médica de urgencia.

“El Gobierno del Estado confirma que Leonardo Ciscomani, subsecretario de Desarrollo Económico en Sonora, es uno de los tripulantes de la aeronave que se desplomó hace unas horas en Hermosillo. En estos momentos está siendo atendido en un hospital de esta ciudad”, señala el tweet.

El secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri, confirmó que tres personas fueron trasladadas en ambulancias del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) para recibir atención médica.

La avioneta es particular, propiedad de Elvira García; había sido rentada por los tripulantes para viajar a Tucson, Arizona. Salieron del Aeropuerto Internacional de Hermosillo a las 12:05 horas, pero el piloto no pudo evitar colisionar contra cables de torres de alta tensión, lo que provocó que la nave cayera en el monte a unos 6 kilómetros de la carretera y se incendió.

Entre los nombres de los pasajeros extraoficialmente se menciona que además de Leonardo Ciscomani, viajaba su señora madre, Roselia Freaner Figueroa; así como José Eliseo Ramírez Heredia, Raquel Tapia Miranda; Javier Laborín Azcárraga y Verónica Tapia Miranda, estos últimos esposos.

En el lugar fue necesaria la presencia de Bomberos de Hermosillo, Coordinación Estatal de Protección Civil, Policía Municipal, Policía Estatal de Seguridad Pública, Cruz Roja, CRUM, así como el Servicio Médico Forense y peritos.