La firma estima una recuperación de la economía mexicana a 3.7% en 2021

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el fuerte golpe que tuvo la economía mexicana por la pandemia de Covid-19, la recuperación será lenta y tortuosa, con un severo impacto en el empleo como consecuencia de la desaparición de empresas y el daño ocurrido en la capacidad productiva del país, dijo BBVA México.

En la presentación del reporte "Situación México" correspondiente al tercer trimestre del año, el economista en jefe del principal grupo financiero que opera en el país, Carlos Serrano, dijo que hasta el momento se espera una caída de la economía mexicana en 2020 de 10%, pero en el peor de los escenarios podría alcanzar hasta -12%.

Así, la firma estima una recuperación de la economía mexicana a 3.7% en 2021.

Ante este escenario, la firma espera la pérdida de 1.37 millones de empleo al cierre del año, además de que la perspectiva del mercado laboral en el país también enfrentará una lenta recuperación que se prolongará hasta 2024.

"Habrá un daño importante en la capacidad productiva del país, vamos a ver desaparición de empresas y balance de empresas muy afectados", dijo Serrano.

Ante el golpe económico, Serrano recordó que el impacto en las familias mexicanas se reflejará en un aumento en la pobreza, donde 10 a 16 millones de mexicanos podrían caer en esta situación.

El especialista de BBVA México explicó que el actual sexenio podría perderse en materia económica en caso de que se mantenga la tendencia de baja inversión, con lo cual no alcanzaría los rangos de crecimiento que observó en años previos a la crisis de Covid-19 en el mediano plazo.

"Dependerá de qué acciones tome el gobierno. Si seguimos en esta senda de baja inversión, debido a las señales de incertidumbre, si, me parece que perdido en el sentido de que el PIB por persona no se va a recuperar y será menor al que había antes del inicio del sexenio. Pero hay una oportunidad de que este no sea un sexenio perdido", dijo.

En ese sentido, dijo que tendrían que ocurrir dos cuestiones para que no se pierda el crecimiento del país. En primer lugar, cambiar el clima para atraer inversión, ante la oportunidad que representa el T-MEC y la pérdida de mercado que vive actualmente China.

A la par, se deben cambiar las condiciones fiscales para recaudar más, aplicar un cambio drástico en el modelo de negocio de Pemex para que no siga erosionando las finanzas públicas y que México no pierda el grado de inversión.

"Para que no sea un sexenio perdido se deben construir las bases para disminuir la pobreza y la desigualdad. Y estas bases pasan por tener sistemas educativos y de salud de calidad y políticas que mejoren las percepciones salariales", dijo.

BBVA México estimó que la deuda del país podría aumentar hasta 15% al cierre del año, ubicándose en 59% como proporción del Producto Interno Bruto del país.

Sobre la buena recaudación que ha tenido el gobierno en estos meses, pese a un menor crecimiento, Serrano detalló que no será sostenible en el corto plazo, ante el fuerte impacto que tendrá la economía del país.

"Lo que vamos a ver es una caída en la recaudación por la caída en la actividad. No hay forma que la recaudación siga aumentando con caídas en el PIB. Eso va a significar caídas en el IVA, ISR, lo que implica caídas de 9 a 14% en la recaudación.