Foto: Especial
Thula Thula Rhino Orphanage es un centro de rescate solo para rinocerontes, pero en los últimos meses había acogido a una especia diferente y que rápidamente se robó el corazón de todos: un elefante bebé.

Como publicó la organización de Sudáfrica en Facebook, el animalito llegó al centro en septiembre, pero con un terrible diagnóstico de salud. De acuerdo con la ONG, el elefante fue rescatado cuando tenía apenas 2 semanas de vida y logró sobrevivir pese a las dificultades.

Los voluntarios no habían hecho ningún anuncio antes, porque había pocas probabilidades de que el elefante sobreviviera. El pequeño sufría de absceso umbilical, problemas en las articulaciones y septicemia. La combinación parecía ser mortal.

“Ni siquiera se puede llegar a dimensionar el desafío que significó salvarlo. Los esfuerzos han dado frutos y podemos sentirnos seguros por fin, de que logrará sobrevivir”, publicó la ONG en Facebook.

Karen Trendler y Meg Richards, dos conservacionistas del centro, contaron que se trataba de un caso perdido. Pero, tras largos meses de trabajo y cuidado, el pequeño huérfano salió del estado crítico.

Fue bautizado como Unbuntu (le dicen Ellie) y ahora está estable. En las fotos de Facebook se lo ve extremadamente feliz y cariñoso. Aún se alimenta de leche, pero pronto podrá volver a la naturaleza.