Promete una autonomía del orden de 700 kilómetros

La firma británica Bentley acaba de presentar con motivo de su centenario una visión de su Grand Tour del futuro. Se trata de un lujoso prototipo autónomo denominado Bentley EXP 100 GT, cuyo sistema de propulsión completamente eléctrico promete una autonomía del orden de 700 kilómetros.

Fabricado con exquisitos materiales, como aluminio y fibra de carbono, este enorme concept mide nada menos que 5,8 metros de largo y 2,4 metros de ancho. Sus gigantescas puertas diédricas miden dos metros de largo, si bien cuando estan abiertas llegan casi a los tres metros de altura.

El coche pone el punto de mira en el año 2035 y es completamente autónomo, aunque Bentley destaca que también puede ser conducido manualmente. Cuenta también por ejemplo con un asistente personal con inteligencia artificial y controlado mediante gestos, que goza de cinco modos que cambian el ambiente del habitáculo.

 

El exterior, decorado con detalles de cobre y aluminio, destaca por un aspecto Bentley pero de corte marcadamente futurista, carrocería en color Compass, faros redondos que se superponen a la parrilla retroiluminada, una larguísima silueta o una zaga en la que una pantalla OLED 3D se fusiona con los pilotos traseros.

El habitáculo del EXP 100 GT pretende ofrecer la mejor experiencia a sus ocupante, a través por ejemplo de materiales de primera como superficies de algodón, alfombrillas de lana británica, botones de cristal de Cumbria y cobre, fibras textiles totalmente orgánicas y cuero, metal, molduras de madera con incrustaciones de cobre de 5.000 años de antigüedad, etc..

Los asientos son biométricos (monitorizan la temperatura y postura del ocupante, o las condiciones ambientales) y adaptables, con tres configuraciones diferentes. Pueden, por ejemplo, aumentar el apoyo en una zona del asiento si notan que el ocupante cambia de postura.

La luz es una parte importante del habitáculo, gracias a un innovador techo de cristal con prismas incrustados que absorben luz exterior y la transmiten al interior mediante fibras ópticas. Tampoco faltan por ejemplo un sistema de purificación de aire o pantallas que además de contar con tecnología de realidad aumentada, pueden servir para ver contenidos multimedia.

Eléctrico, con 1.500 Nm de par y hasta 300 km/h

El sistema de propulsión eléctrico goza de una batería que promete una tecnología del futuro, con cinco veces más densidad energética que las actuales. Los cuatro motores eléctricos desarrollan un par motor de 1.500 Nm -gestionado mediante un sistema de reparto vectorial- y permiten un 0 a 100 km/h en menos de 2,5 segundos y una velocidad máxima de 300 km/h.

Anuncia un peso de 1.900 kilogramos y una autonomía de 700 kilómetros, así como carga rápida del 80 % de la batería en 15 minutos, aunque no se detalla la capacidad de la batería ni a qué tecnología se refieren (¿baterías en estado sólido, quizá?).