Una vista sobre las vacunas Comirnaty de Biontech / Pfizer en las instalaciones de producción de Allergopharma durante la visita del ministro de Salud alemán, Jens Spahn, para el inicio oficial de la producción de la vacuna Comirnaty de Biontech/Pfizer. F
Las empresa alemana de biotecnología BioNTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer solicitaron a la Agencia Europea de Medicamentos ampliar la autorización de su vacuna contra el COVID-19 a adolescentes de entre 12 y 15 años.

Las farmacéuticas BioNTech y Pfizer solicitaron a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ampliar la autorización de su vacuna contra el COVID-19 a adolescentes de entre 12 y 15 años, informaron este viernes ambas compañías.

En un comunicado conjunto explican que probaron en fase III su fórmula contra el coronavirus en 2,260 adolescentes y que, como ya anunciaron a finales de marzo, la efectividad de la vacuna fue del 100 % y con una "sólida" respuesta inmunológica. En las pruebas, agregan, la vacuna fue "bien tolerada en términos generales".

Los adolescentes participantes en la prueba, no obstante, seguirán siendo monitoreados de forma regular durante los próximos dos años, para comprobar la protección a largo plazo de la vacuna y su seguridad.

La alemana BioNTech y la estadounidense Pfizer indican asimismo en la nota que ya han dado un paso similar en Estados Unidos, donde han pedido que se adapte su actual permiso de emergencia, y que piensan proceder de la misma forma en otras circunscripciones.

Las dos farmacéuticas fueron las primeras en anunciar, el pasado noviembre, que su vacuna contra el nuevo coronavirus -basada en la novedosa técnica de ácido ribonucléico mensajero (mRNA), propiedad de BioNTech- era altamente efectiva.

La fórmula fue autorizada semanas después en Estados Unidos y Reino Unido y posteriormente en la Unión Europea (UE), donde empezó a administrarse a finales del año pasado.

Poco después también empezó a autorizarse la vacuna de la estadounidense Moderna, que se basa en unos principios similares.

Algo más tarde comenzaron a comercializarse otras vacunas contra la covid, éstas de tipo vectorial, como las de AstraZeneca, Johnson & Johnson y Janssen. La rusa Sputnik V y algunas de las fórmulas aprobadas en China son también similares.