Fotos: Especial
Netflix no para de darles a sus usuarios múltiples sorpresas navideñas, por eso este viernes llega a la plataforma de streaming un thriller protagonizado por la ganadora del Oscar, Sandra Bullock; el filme promete tenernos en suspenso y mostrarnos un escenario apocalíptico que nos llevará a las lágrimas

Las reglas de la industria cinematográfica han cambiado, incluso la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha modificado sus requerimientos para nominar una cinta, todo gracias a que las plataformas de streaming están modificando las formas con las que vemos cine y televisión. En esta ocasión Sandra Bullock se convierte en parte de la historia, y este 2019 está lista para sorprendernos con otra película emotiva, de esas que solo ella sabe hacer.

Después de que la vimos como Debbie Ocean este año en “Ocean's 8: Las estafadoras”, ahora Bullock es la protagonista y productora ejecutiva de “Bird Box: A ciegas”, una cinta que estrena este viernes en Netflix y que cuenta una historia compleja en la que se combinan el drama con la ciencia ficción y el thriller, bajo la dirección de la ganadora del Oscar, Susanne Bier.

En la cinta la actriz interpreta a Malorie, una mujer que aprende a sobrevivir y que se enfrenta constantemente al peligro y al reto de sacar a sus hijos adelante aunque para ello tenga que perder la vista. Debido a la trama del filme, Bullock estuvo gran parte del tiempo grabando con dos niños muy pequeños y por exigencia del guión, tenía que gritarles todo el tiempo y eso la hacía sentir terrible. “Por eso después de cada escena en la que los gritaba feo, les regalaba dulces”, aseguró en entrevista con Netflix.

“Bird Box: A ciegas” también cuenta con actuaciones de Trevante Rhodes, Jacki Weaver, Rosa Salazar, Danielle Macdonald, Lil Rel Howery, Tom Hollander, Colson Baker, BD Wong, Sarah Paulson, y John Malkovich. La cinta está basada en la novela homónima escrita por Josh Malerman en 2014, aunque en esta versión se introduce pequeños cambios en la trama, elimina a unos personajes e introduce a otros, altera la línea de tiempo del libro y modifica episodios, de manera que quien leyó la novela verá algunas sorpresas.

AMOR DE MADRE

Sandra Bullock sabe muy bien lo que es proteger a sus hijos de las tragedias del mundo exterior, en 2015 la actriz adoptó a Louis y Laila, todo tras su terrible y mediático divorcio de Jesse James por una infidelidad. Ahora, Sandra elige muy cuidadosamente todos sus proyectos para precisamente poder pasar tiempo con ellos. La protagonista de “Gravity” encabeza así el reparto de un filme en el que la maternidad aparece desde una óptica diferente, centrando el foco en la protección absoluta que ofrecen las madres.

Según contó en entrevista con Netflix, una de las cosas que más la atrajo del proyecto fue el hecho de no poder entender a Malorie, su personaje en esta historia: “Encontré muy difícil entender a alguien que no está comprometida del todo con sus hijos. ¿Es el embarazo algo atemorizante? Sí, pero ¿tan complicado como para desasociarte tanto como Malorie lo hace? Eso fue muy ajeno a mí, así que por ello fue muy interesante tener la oportunidad de explorar esas sensaciones”.

Cuando una fuerza misteriosa barre a la población mundial, solo una cosa es cierta: si lo ves, te quita la vida. Frente a lo desconocido, Malorie encuentra amor, esperanza y un nuevo comienzo. Ahora, ella deberá huir con sus dos hijos por un río traicionero al único lugar que podría ofrecerles refugio. Pero para sobrevivir, la familia tendrá que emprender un peligroso viaje de dos días con los ojos vendados.

SIN VER

La crítica especializada ha asegurado que sin duda alguna la actuación de Sandra Bullock nos conmoverá hasta las lágrimas, como es su costumbre. Además, muchos comparan la cinta con “Un lugar en silencio”, filme también de 2018 protagonizado por Emily Blunt en el que se explora los sentidos, aunque en este caso es el de la vista, no el del oído.

La ganadora del Oscar tuvo que aprender a guiarse sin ver, por ello recurrió a un maestro invidente que la enseñó a utilizar sus otros sentidos: “Él me enseñó a confiar en la habilidad que todos tenemos de sentir, que es algo que no utilizamos seguido. Él puede montar una bicicleta, es un corredor, me enseñó a seguir mi intuición, es como si tuvieras un radar”, comentó en la misma entrevista.