BMW 640i xDrive GT: combinación perfecta para ocio y negocios. Foto: Especial
La serie 6 GT (Gran Turismo) de BMW encarna a la perfección la combinación ideal para aquellas personas que buscan un coche representativo y no quieren renunciar a una berlina con carácter con la que disfrutar de la carretera cuando vuelven del trabajo o se marchan de fin de semana o de vacaciones

Con este automóvil en el garaje la primera pregunta que se hace uno es por qué hay que desconectar del trabajo si uno dispone de herramientas tan placenteras como el 640i GT probado por Efe.

El GT  es la carrocería Gran Turismo de la Serie 6 de BMW, que está integrada por el Gran Coupé y el Cabrio.

Esta carrocería GT le habilita para viajar en las plazas traseras de una forma muy cómoda o para ponerse al volante y disfrutar de un vehículo con connotaciones claramente deportivas.

Aunque BMW asegura en su publicidad que es un automóvil difícil de definir, la verdad es que, una vez que se prueba, también es difícil resistirse a él.

Más aún si se trata de la versión probada, la 640i, que monta un motor de gasolina de 2.998 c.c. y seis cilindros en línea, cuya potencia es de 250 kW (340 CV) entre 5.000 y 6.600 rpm.

El par máximo del propulsor es de 450 Nm entre 1.380 y 5.200 rpm; la aceleración máxima de 250 km/h; la aceleración de 0 a 100 km/h de 5,3 segundos; y el consumo mixto homologado de 8,2 litros/100 km (en la prueba realizada ha sido de 10,4 litros).

Parte del lateral y la trasera del nuevo BMW 640i xDrive GT. Foto: Especial
Tiene un sonido característico, que denota la potencia que hay debajo del capó. Su comportamiento es como el del doctor Jekill y Mr Hyde. Con él se puede practicar una conducción placentera y relajada sabiendo que, ante el menor imprevisto, se dispone de una potencia más que de sobra para salir de cualquier apuro

Tiene un sonido característico, que denota la potencia que hay debajo del capó. Su comportamiento es como el del doctor Jekill y Mr Hyde. Con él se puede practicar una conducción placentera y relajada sabiendo que, ante el menor imprevisto, se dispone de una potencia más que de sobra para salir de cualquier apuro.

Esto es claramente apreciable cuando se sale a carretera. Si es secundaria los adelantamientos no representan ningún problema, si es autopista habrá que mirar más de lo habitual al velocímetro para evitar superar los límites de velocidad.

Es tal la seguridad que transmite este BMW que la sensación es que se circula a una velocidad mucho menor de la que marca el velocímetro.

Sucede lo mismo cuando llegan las curvas. Aunque su longitud (cinco metros) no es la más apropiada para hacer giros cerrados, su comportamiento es de primera por su chasis y por la suspensión deportiva M, que equipa la unidad que protagoniza esta prueba.

Las casi dos toneladas que pesa (1.910 kilos) no se notan en los pasos rápidos por curva y, salir de ellas acelerando buscando la siguiente, es adictivo.

Interior del puesto delante en el nuevo BMW 640i xDrive GT. Foto: Especial
El puesto de conducción está orientado al conductor para que éste saque todo el partido posible a la variada y sofisticada tecnología que monta esta berlina coupé

Con el equipo de frenos M las distancias se hacen cortas, aunque el coche vaya más rápido de lo habitual, y la fatiga está controlada.

El motor 640i está vinculado a una transmisión automática deportiva de ocho velocidades. Como opcional, y mejor aliado para todo tipo de conducción está la tracción total xDrive.

Para el mayor disfrute de este Serie 6 equipa de fábrica modos de conducción (Sport, Comfort y Eco Pro) que actúan sobre la aceleración, la respuesta de la transmisión, la amortiguación y la dirección. En todos sus ajustes informa bien de lo que sucede.

Todo esto hace que su comportamiento en recta todavía sea mejor que en curva por una amortiguación que filtra todo a la perfección.

En cualquiera de sus plazas se viaja con amplitud. La del conductor invita a no dejar nunca el volante a nadie, ni al chófer que pudiera transportarnos desde casa a la oficina o viceversa.

El puesto de conducción está orientado al conductor para que éste saque todo el partido posible a la variada y sofisticada tecnología que monta esta berlina coupé.

El cuadro de instrumentos digital, la amplia pantalla central flotante (en la que pueden contemplarse varios menús a la vez, como la navegación, el tiempo o la radio....) y el “head-up display” a color evitan que la vista tenga que retirarse de la carretera.

Lateral del nuevo BMW 640i xDrive GT. Foto: Especial
Su polivalencia, con un maletero grande, amplias plazas traseras y diseño deportivo, le hace muy apropiado para diferentes perfiles

El empleo de materiales nobles y plásticos acolchados en el interior hace que las primeras sensaciones que perciban los ocupantes sean las de calidad y sofisticación.

También las de disponer de varias zonas y espacio para dejar los pequeños útiles que transporten, como pueden ser un móvil o unas gafas.

Detrás, el espacio está más indicado para dos personas que para tres, aunque el túnel central no es muy intrusivo y permite a una tercera acomodarse.

Al maletero (de 610 litros y sin espacio para una rueda de emergencia) se accede a través de un portón (de accionamiento eléctrico) con una boca ancha y situada a una buena altura que facilita la colocación de bultos sin tener que adoptar posturas forzadas.

Por lo que respecta al diseño exterior, los cristales sin molduras y la línea descendente del techo le dan ese toque deportivo al Serie 6 GT, que, con el pack deportivo M, llama la atención.

El frontal es poderoso debido a un capó largo y en caída que contrasta con la amplia rejilla delantera y los faros alargados.

Se le nota más musculoso que un Serie 5 y con una mirada cercana al buque insignia de la marca BMW: el Serie 7.

En la trasera es donde más se le nota que no se trata de una berlina "ad hoc".

La salida de escape doble y hexagonal, el amplio portón elevado, que a su vez "tira" hacia arriba de la placa de la matrícula y de los faros, y una luneta trasera estrecha aportan empaque al Serie 6 GT.

En definitiva, el 640i GT está destinado a un conductor que quiere combinar a la perfección un coche de prestaciones y carácter con una carrocería familiar.
 
Busca, además de representatividad, un coche con el que disfrutar de los siete días de la semana.
 
Su polivalencia (maletero grande, amplias plazas traseras y diseño deportivo en una berlina de representación) le hace muy apropiado para diferentes perfiles.
 
El común a todos ellos es tener una cuenta saneada para poder desembolsar lo que cuesta este turismo y que, si se recurre a la amplia lista de opcionales, se incrementará aún más como premium que es. 
 

FICHA TÉCNICA

 
-------------
 
Longitud 5,091 m.
Anchura 1,902 m.
Altura 1,538 m.
Distancia entre ejes 3,070 m.
Vía delantera 1,615 m.
Vía trasera 1,647 m.
Peso 1.910 kg.
Capacidad depósito diésel 68 l.
Capacidad maletero 610 l
Coeficiente aerodinámico 0,69 Cx.
Posición motor Delantero longitudinal.Alimentación Inyección directa. Turbo.
Intercooler.
Cilindros Seis cilindros en línea.
Cilindrada 2.998 c.c.
Potencia máxima 340 CV entre 5.500-6.500 rpm.
Par máximo 450 Nm entre 1.380-5.200 rpm.
Transmisión Automática de 8 velocidades.
Velocidad máxima 250 km/h.
Aceleración 0-100 5,3 seg.
Consumo medio 8,2 l/100 km.
Emisiones CO2 183 gr/km.
Impuesto de Matriculación 9,75 %.
Dirección Eléctrica
Diámetro de giro 12,5 metros.
Frenos delanteros Disco ventilado.
Frenos traseros Disco ventilado.
Suspensión delantera Paralelogramo deformable/ Resorte helicoidal.
Suspensión trasera Paralelogramo deformable/ Resorte neumático.
Tracción Total.
Neumáticos 245/50 R18.
Equipamiento de serie:                        ABS+CBC+DSC+Dirección eléctrica con servotronic +Faros de LED+Modos de conducción+suspensión neumática+aparcamiento asistido con asistente de luz de carretera+control de crucero con función de frenado y limitador de velocidadad+tracción total asistida electromecánica (EPS) con servotronic+freno multicolisión+función de frenado city+modos de conducción+ecall+tracción total Xdrive+caja automática+faros led.
 
Precio: 97.700 dólares USA.
 
RESTO DE GAMA.
-------------.
Versión Cilindrada   Potencia      PVP (en dólares USA).
-----------------------------------------------------------------.
Gasolina
--------
BMW 630i GT AT 1.998 c.c.     258 CV   81.230.
BMW 640i GT AT 2.998 c.c.     340 CV   94.550.
 
Diésel.
------.
BMW 620d xDrive GT AT 1.995 c.c.     190 CV   80.450.
BMW 620d xDrive GT AT deportivo 1.995 c.c.     190 CV   80.650.
BMW 630d GT AT 2.993 c.c.     265 CV   87.470.
BMW 630d GT AT AT deportivo 2.993 c.c.     265 CV  87.771.
BMW 630d GT xDrive AT 2.993 c.c.     265 CV   90.582.
BMW 630d GT xDrive AT deportivo 2.993 c.c.     265 CV   90.933.
BMW 640d GT xDrive AT deportivo 2.993 c.c.     320 CV   97.358.