María Esther Monsiváis Guajardo / Foto: Vanguardia
María Esther Monsiváis Guajardo se separa de su cargo tras darse a conocer su relación con firma que ha facturado millones de pesos sin licitación al Gobierno del Estado

Luego de darse a conocer la relación de María Esther Monsiváis Guajardo con la empresa Riviera Álamo, que ha recibido pagos por al menos 24 millones de pesos en lo que va del 2016 de parte de la Secretaría de Finanzas del Estado (y una cifra similar durante 2015), renunció a su cargo como titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte.

Ayer trascendió la implicación de Monsiváis Guajardo en el escándalo de las empresas fantasma a las que el Gobierno del Estado habría pagado. Una investigación reveló que la mencionada compañía es propiedad de un exempleado de Monsiváis y su esposo, y de un chofer de camiones de una ruta urbana de Monterrey (ambos con domicilio en Nuevo León), quienes harían el papel de “prestanombres”.

Monsiváis y Fernando Martínez Garza aparecen en Nuevo León como propietarios de la empresa Concordia Ferma, donde laboraba Valentín Moreno, quien al ser liquidado de la misma, conformó en 2014, junto con José Javier Santos, la empresa Riviera Álamo, que por 6 mil 100 paquetes de electrodomésticos y 700 mil “bolos” infantiles, recibió este año pagos por 24 millones de pesos.

Por la noche en una carta enviada a los medios de comunicación, Monsiváis Guajardo negó estar implicada en el asunto, sin embargo anunció su separación del cargo como titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Seint) de Coahuila.

“Con la convicción de que no he cometido falta alguna, he tomado la decisión de separarme del cargo de Secretaria de Infraestructura y Transporte del Gobierno del Estado de Coahuila”, señaló que tomó la decisión de separarse del cargo en aras de la transparencia y del correcto uso de los recursos públicos.

Tras la renuncia el Gobierno del Estado emitió un comunicado en el que el mandatario estatal, Rubén Moreira, acepta la decisión de la ahora exfuncionaria y reconoce la labor que realizó en diferentes áreas de la administración estatal en años recientes.

LA EMPRESA ‘TODÓLOGA’

La empresa Riviera Álamo, ubicada en la calle Irlanda 910, interior A, en la colonia Villa Olímpica de en Saltillo, se dedica a la construcción y urbanización, pero también la tramitación de servicios y certificados, la realización de convenios, la consultoría en maniobras portuarias y aeroportuarias y servicios aduanales, hasta la producción de granos y forrajes.

Sin embargo entre 2015 y 2016 ha facturado sin licitación 48.4 millones de pesos al Gobierno de Coahuila por: cobijas térmicas, electrodomésticos, bolos, utensilios de cocina, mochilas y otros conceptos.

Texto completo de la carta de renuncia:

A raíz de una serie de publicaciones en las que se hace referencia a mi persona, así como a miembros de mi familia, deseo manifestar:

Reitero, como lo señalé hace unos días, que no hay ninguna relación entre la empresa Rivera Álamo y mi persona o la persona de mi esposo, el licenciado Fernando Martínez Garza.

Tengo la certeza y la tranquilidad de que eso quedará demostrado en su momento.

Con la convicción de que no he cometido falta alguna, he tomado la decisión de separarme del cargo de Secretaria de Infraestructura y Transporte del Gobierno del Estado de Coahuila. Así se lo he hecho saber hoy al Gobernador Rubén Moreira.

Lo hago en el ánimo de no ser factor para que haya la mínima duda sobre la transparencia y el correcto uso de los recursos públicos por parte de la administración estatal así como privilegiando la tranquilidad de mi familia.

Esta circunstancia, que para mí es una coincidencia, de que personas que laboraron para una empresa en la que sí tengo participación –pero no formo parte de su administración- quedará también aclarada en su momento.

Durante más de 20 años he dedicado mi vida al servicio público desarrollando diversas tareas en diferentes órdenes de gobierno; en todas he dejado constancia de cumplimiento cabal y ésta no es la excepción.

Reconoce Moreira labor de Maria Esther Monsiváis

El Gobernador Rubén Moreira reconoció el trabajo de la CP María Esther Monsiváis Guajardo, quien anunció su separación de la responsabilidad que venía desempeñando como Secretaria de Infraestructura y Transporte del Gobierno del Estado.

“Hago un gran reconocimiento por la labor que desarrolló sin descanso y con honestidad en las diferentes responsabilidades que tuvo en la administración que encabezo”
Ruben Moreira

De su desempeño comprometido, queda constancia en el trabajo que este gobierno ha materializado en políticas públicas, por su contribución como Jefa de Gabinete, así como en las muy diversas obras de infraestructura que ya hay, además de las que se construyen en las diferentes regiones de Coahuila, manifestó.

“Mi reconocimiento y mi agradecimiento, no solo de carácter institucional, sino de forma muy personal, a los más de 20 años de trabajo y al compromiso de María Esther por su labor para impulsar el desarrollo de Coahuila”, finalizó.