Archivo
En teoría, la compañía que emite los tethers guarda un dólar por cada unidad de la seudomoneda emitida

Desde hace un año, los expertos estaban lanzando señales de alarma. Ante la imposibilidad de operar con bancos que manejaran dólares, la mayor casa de cambio de bitcoins del mundo, Bitfinex, había creado una seudomoneda, el tether, que teóricamente equivalía a un dólar, para poder seguir operando.

Si algo ocurría a ese seudodólar, que se utiliza en 50% de las operaciones de compraventa de bitcoins del mundo, la criptomoneda podría venirse abajo. Y este lunes, la línea parece haberse cruzado: el tether ha empezado a hundirse y el mercado de bitcoins ha entrado en pánico.

En teoría, la compañía que emite los tethers guarda un dólar por cada unidad de la seudomoneda emitida, con lo que aparentemente los usuarios estarían operando con una especie de fichas de casino intercambiables por dinero real. Sin embargo, la compañía se ha negado a someterse a una auditoría para demostrar que, efectivamente, guarda todo ese dinero en efectivo.

Pero la primera señal de la crisis ocurrió el sábado, cuando Bitfinex suspendió los ingresos de dólares tras descubrirse que tenía una cuenta en una filial de HSBC, lo que pondría en riesgo a la entidad británica ante la falta de controles de blanqueo. Tras hacerse público, la entidad decidió paralizar de inmediato las operaciones de la casa de cambio. Así, cualquier posibilidad de que los usuarios de Bitfinex retiraran dinero ‘real’ quedó anulada definitivamente, en un ‘corralito’ forzado.

"Es increíble que los mercados hayan estado valorando los tethers como dólares durante tanto tiempo", afirma el experto en criptomonedas David Gerard. Y finalmente, este domingo ha ocurrido: en medio de una oleada de ventas, el tether se ha hundido hasta 85 centavos por unidad, para luego rebotar ligeramente hasta 92. La paridad se ha roto, y las alarmas han empezado a sonar.

"Todo el mundo ha estado tratando los tethers como si valieran un dólar, y algunas casas de cambio y usuarios tienen grandes cantidades de tethers guardados. Si de repente dejan de valer un dólar, muchas casas y usuarios van a tener problemas", advierte Gerard.

Pero el mayor riesgo es que el hundimiento del tether se lleve por delante a Bitfinex, la mayor casa de cambio del mundo. En total, su cifra de operaciones equivale a cinco veces las del segundo con mayor cuota de mercado, y a las de las 12 casas siguientes juntas. Un "corralito" en Bitfinex podría hundir la confianza de los usuarios y el valor de la moneda. Con 3 mil millones de tethers en circulación, su desaparición podría dejar al ecosistema del bitcoin en grave riesgo de colapso.