Los jueces deciden quién está en la lista negra, y los individuos pueden apelar para que sean eliminados. Foto: Especial
El plan del país asiático asigna puntajes de por vida en función del comportamiento

El ambicioso plan de China para asignar puntajes de por vida a los ciudadanos en función de su comportamiento ha despertado preocupación internacional, aun cuando el proyecto sigue siendo incipiente y deben superarse numerosos obstáculos antes de que el experimento pueda implementarse en todo el país.

De hecho, el llamado sistema de crédito social es simplemente una extensión de las innumerables formas en que el gobierno ya califica a sus ciudadanos. A continuación un desglose de los sistemas que China ha implementado.

Las personas que desafían las órdenes judiciales no pueden acceder a numerosos privilegios, como obtener préstamos, comprar vivienda o enviar a sus hijos a colegios privados.

Los jueces deciden quién está en la lista negra, y los individuos pueden apelar para que sean eliminados una vez haya corregido su problema. La Corte Suprema mantiene una base de datos pública con nombres completos y números de identificación de aquellos en la lista.

Para fines de 2018, se había impedido a las personas con deudas incobrables tomar más de 17 millones de vuelos, 5 millones de viajes en tren y se les había impedido actuar como ejecutivos o representantes legales de negocios 290 mil veces, según el tribunal.

Calificación crediticia personal

El banco central de China tiene en su poder una enorme cantidad de perfiles crediticios que corresponden aproximadamente a mil millones de personas y 26 millones de empresas. Su base de datos incluye información sobre préstamos bancarios, seguridad social, pensiones de vivienda, evasión de impuestos e incluso fallos judiciales.

Las instituciones financieras, desde los cinco bancos más grandes del país hasta pequeñas compañías de préstamos, pueden usarla para verificar las calificaciones crediticias de los ciudadanos, lo que evita que las personas con mal crédito adquieran más deuda.