El luchador lagunero murió el fin de semana en Londres

El luchador lagunero, Silver King, murió arriba del cuadrilátero el fin de semana en Londres, Inglaterra sin embargo, momentos antes de su muerte fue atendido por un camarógrafo presente, en lugar de un médico. 

Mientras Juventud Guerrera celebraba el triunfo sobre Silver King, el camarógrafo dejó su cámara para darle reanimación cardiopulmonar al luchador. 

"En el momento en que terminó la pelea quedó boca abajo y no se paró. Entonces me acerqué con la cámara a grabar pero no se movía. Lo miré y sentí que algo grave estaba pasando", comentó David, quien presta servicios de camarógrafo en Londres para TV Azteca, aunque tiene certificación como paramédico y fue parte de la Cruz Roja en su natal Colombia.

"Le prestamos primeros auxilios y momentos después llegó el equipo de paramédicos", comentó en entrevista para dicha televisora.

Una aficionada que se encontraba en la función afirmó que las ambulancias tardaron en llegar. 

"Pensamos que era parte del show. Le empezaron a hacer maniobras de reanimación y es cuando comenzaron a pedirnos que nos fuéramos. Cuando nos estábamos yendo, 10 minutos después, empezaron a llegar las ambulancias", comentó. "La verdad todos estaban en shock", comentó.